DOMINGO, 11 NOV.
SOLO POR E!
ESC: Sarah Jessica Parker, Sex and the City

Brian Ach/WireImage

Carrie Bradshaw es un personaje icónico. Es reconocida por sus consejos sobre relaciones, por su colección de zapatos y por supuesto por su complicada vida romántica.

Durante seis temporadas, Carrie (interpretada por Sarah Jessica Parker) salió con casi 30 hombres —más bien 28, según nuestra cuenta— y cada uno tuvo sus pros y sus contras. 20 años después —sí, es el 20mo aniversario de Sex and the City— todavía nos preguntamos con quién ha debido quedarse la protagonista del show.

Técnicamente ha podido ser cualquiera de los 28 pretendientes, entre ellos, Patrick Casey (Richard Joseph Paul) el alcohólico en recuperación, o el veinteañero Sam (Timothy Olyphant) AKA el que besaba bien y no tenía filtros de café. Pero solo hay cuatro hombres que realmente tuvieron la oportunidad de conquistar el corazón de Bradshaw. Si te encantó SATC tanto como a nosotros, sabes exactamente de qué guapos estamos hablando.

Sex and the City, Boyfriends, Chris Noth, John Corbett, Mikhail Baryshnikov, Ron Livingston

HBO

Fuera de los cuatro principales también estuvo el soñado Joe Starr (Mark Devine) AKA El Yankee y Bill Kelley (John Slattery) el político (quien tenía una obsesión extraña con la orina), quienes pudieron haberla ganado con el tiempo, para ser parejas geniales. También estuvo Jeremy (David Duchovny) AKA su amor de la secundaria (quien era paciente de un psiquiátrico) y Vaughn Wysel (Justin Theroux) cuya familia era increíble (inclusive si tenía problemas en la cama). Sabemos que Carrie salió con muchos tipos en NYC, pero solo cuatro dejaron una impresión memorable.

Sabes de quiénes hablamos… ¡los cuatro fantásticos! Entre ellos están Jack Berger (Ron Livingston), Aleksandr Petrovsky (Mikhail Baryshnikov), Aidan Shaw (John Corbett) y por supuesto Mr. Big AKA John James Preston (Chris Noth). De estas cuatro estrellas —las relaciones más largas de Carrie en la serie— ¿con quién crees que ha debido quedarse la columnista? Escoge el hombre que crees merecedor del corazón de Carrie y vuelve a ver tus episodios favoritos, para que tomes la decisión correcta.

Jack Berger

Definitivamente tenía sus pros y sus contras, pero sin importar lo que hacía mal, tenía un muy buen parecido del cual enamorarse. Era creativo y divertido —un escritor, como Carrie—, así que tenían mucho en común. La desventaja era que era un escritor muy inseguro y el éxito de Carrie lo intimidaba demasiado. Cuando era bueno parecía un verdadero ganador, pero todo terminó de forma amarga… Con una nota en un Post-it, para ser exactos. No estamos seguros si se puede reivindicar después de eso.

Aleksandr Petrovsky

¡Oh, el ruso! Carrie estaba muy enamorada de Aleksandr Petrovsky y la entendemos. Era un hombre mayor, exitoso y elusivo, que la bañó de regalos y cultura. ¿Recuerdan cuando le compró ese hermoso vestido para la ópera y bailó con ella en un McDonald's porque ella no había comido en todo el día y se desmayó? Fue su momento estelar para nosotros. Sus fallas, en cambio, vinieron de su arte. Su trabajo lo consumía, era un tipo muy centrado en sí mismo, no quería más hijos y separó a Carrie de sus amigas después de que la mudó a París con él solo para ignorarla. ¡Oh, y rompió su collar en medio de una discusión!

Mr. Big AKA John James Preston

Los fans lo aman o lo odian, exactamente como se sintió Carrie con Mr. Big durante toda la serie. Su romance fue maravilloso y terrible, conmovedor y desgarrador, movió nuestras fibras durante años. En varias ocasiones Mr. Big dijo cosas incorrectas o regresó con Carrie cuando ella merecía ser feliz con alguien más. Inclusive con sus errores, Carrie lo amaba. Los dos eran parecidos en el hecho de que eran complicados, estaban un poco rotos y sabían que se hacían mal el uno al otro, pero no podían renunciar a su relación. Además, eran fanáticos de los eventos elegantes y de las cosas extravagantes, terreno propicio para citas y vestidos exóticos. Al final de todo, Mr. Big sí amaba a Carrie, solo que no lo decía cuando era necesario. Sin embargo, un par de veces sí la hizo volar en las nubes con su encanto, a veces excesivo. Lo que no podemos negar es que estos dos tenían química, ¿pero era suficiente?

Aidan Shaw

Aidan Shaw lo tenía todo. Era realmente perfecto… todo lo que un hombre puede ser. Aidan era todo lo que no era Mr. Big, por eso para Carrie fue tan difícil seguir adelante. Era fuerte, rudo, guapo y estaba loco por ella. A Carrie le gustaban los retos y quizás por eso al final se separaron, pero él simplemente estaba muy enamorado de ella. Hacían muy buena pareja porque eran opuestos, pero eso también causaba mucha tensión entre ellos. A pesar de que peleaban a veces, su amor era puro. ¿A quién no le encanta un hombre que puede construir cosas? ¡Es como un sueño!

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.