Emma Stone, Maniac Premiere

JOHN NACION/startraksphoto.com

La ganadora del Oscar se sinceró sobre estos padecimientos.

Emma Stone decidió abrirse y contar la historia sobre la lucha que ha mantenido toda la vida con la ansiedad.

En una entrevista con el Dr. Harold S. Koplewicz para el Child Mind Institute, Stone contó sobre su primer ataque de pánico y cómo ese momento "aterrador" se repitió durante los años siguientes. La actriz de La La Land dijo que tuvo su primer ataque cuando tenía solo 7 años. "Después del primer grado, antes de comenzar el segundo grado, tuve mi primer ataque de pánico. Fue verdaderamente aterrador y abrumador", le contó al Dr. Koplewicz. "Estaba en casa de una amiga, y de repente me convencí de que la casa se estaba incendiando y se iba a quemar. Estaba sentada en su cuarto, obviamente la casa no se estaba incendiando, pero no había ninguna parte de mí que no pensara que iba a morir".

Este tipo de sucesos le ocurrieron constantemente en los dos años siguientes a Stone, e hicieron que ir a la escuela fuera realmente difícil para ella. Explicó que iba a la enfermería cada día en segundo grado y fingía estar enferma para poder llamar a su mamá e irse a casa.

Stone continuó describiendo la ansiedad que sentía por estar lejos de su mamá, quien estaba presente en la audiencia. "No podía ir a casa de amigas", le contó al Dr. Koplewicz.

Y bromeó, "Como pueden ver, esto ha mejorado. ¡Lo juro!".

Luego de su primer ataque de pánico, la estrella de Maniac comenzó a ir a terapia, donde le diagnosticaron ansiedad generalizada y un trastorno de pánico. Pero su terapista nunca le dijo de qué la habían diagnosticado y Stone está agradecida por eso. Le confirmó al Dr. Koplewicz que estar en terapia le daba "pena o vergüenza".

"Estoy muy agradecida de no saber que tenía un trastorno", dijo. "Quería ser actriz y no había muchos actores hablando de ataques de pánico".

Ella se guardó la mayoría de esas experiencias en los confines de su hogar y las discutió mayormente solo con familia. Cuando estaba en terapia, escribió un libro de grapas titulado Soy más que mi ansiedad, donde dibujaba. Emma recordó que eso fue de mucha ayuda. Su madre todavía lo tiene.

Stone había contado detalles de Soy más que mi ansiedad en una entrevista de 2016 con Rolling Stone. Dijo, "Dibujé un pequeño monstruo verde en mi hombro que me hablaba al oído para decirme cosas que no eran verdad. Cada vez que lo escuchaba crecía. Si lo escuchaba lo suficiente me aplastaba. Pero si volteaba y seguía haciendo lo que estaba haciendo (dejando que me hablara pero sin prestarle la atención que pedía) se encogía y desaparecía".

Stone también discutió sobre cómo la actuación y la improvisación la ayudaron a manejar su ansiedad. Dijo que la improvisación "es presencia, es meditativa". Además, la ansiedad a veces ayuda a Stone en su actuación. "También creo que hay mucha empatía cuando se ha sufrido internamente. Hay una tendencia de entender cómo la gente alrededor de ti funciona o qué les sucede internamente. Eso es maravilloso para los personajes", dijo.

Y agregó, "No tienes que ser actor para superar la ansiedad, no tienes que ser escritor para superarla. Solo tienes que buscar dentro de ti lo que te atrae".

Los ataques de pánico no han abandonado a la ganadora del Oscar. Ella le contó al Dr. Koplewicz que tuvo uno a principios de ese día, pero ella maneja su ansiedad viendo a un terapista, meditando y contactando a sus amigos y seres queridos cuando se siente más aislada.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.