Lil Xan

Kevin Mazur/Getty Images for Billboard

Digamos que se pasó de antojos.

Lil Xan no la pasó muy bien hace un par de días. La razón: Tuvo que ser llevado al hospital debido a un severo malestar estomacal. A través de su cuenta de Instagram, el joven rapero relató a sus fans qué sucedió y qué cree que lo causó.

(Atención, si tú eres de los amantes de las frituras esto podría interesarte)

"Creo que comí muchos Hot Cheetos y me desgarraron algo en el estómago, así que vomité un poco de sangre". 

Todo indica que no se trata de nada serio. El intérprete de Color Blind seguirá con su agenda:

 

"Sólo quería decirles que estoy bien, más sano que nunca y listo para arrancar mi tercer tour en Nueva York en unos cuantos días. Tengan cuidado, los Hot Cheetos son una droga diabólica. Los amo a todos. Cuídense. Regresaré pronto".

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.