Blake Lively, Baby2Baby Mother's Day Celebration

Michael Simon/startraksphoto.com

Si estás comenzando a preocuparte por el color de tus dientes, es hora de tomar acciones al respecto.

Un tratamiento profesional sería lo más apropiado por ser lo más efectivo, pero también puede ser muy costoso.

Por suerte, hay una variedad de productos que te prometen una sonrisa más blanca, sin embargo debes conocer cuáles son los pros y los contras de cada uno para elegir el más adecuado (¡además no todos funcionan!). Toma nota:

Kits de blanqueamiento:

Si estás detás de una manera que te da resultados notables y de bajo costo, un kit de blanqueamiento es la opción. Estos generalmente incluyen un bolígrafo que contiene un ingrediente blanqueador activo, que puede ser aplicado directamente a los dientes, así como un protector bucal y una luz LED para acelerar el proceso de blanqueamiento.

Kits como estos proporcionan una gran alternativa más barata a los tratamientos profesionales en silla, pero generalmente requieren múltiples aplicaciones debido a la menor concentración del agente blanqueador activo, el peróxido de hidrógeno. La efectividad del producto también dependerá de la la fuerza del agente blanqueador que contiene y cómo usa el producto.

También es importante tener en cuenta que, dado que los kits para usar en casa contienen concentraciones más bajas de peróxido de hidrógeno, es probable que necesites utilizar el producto durante varias noches consecutivas para lograr la blancura que deseas.

Productos con carbón activado

A pesar de los productos de carbón activado en forma de cepillos de dientes, pastas, recetas de bricolaje y tratamientos que inundan las redes sociales en los últimos tiempos, los expertos advierten que no hay evidencia clínica de que el carbón activado sea eficaz como quitamanchas, o que pueda blanquear los dientes. Lo mejor es que consultes a tu dentista si buscas blanquear tus dientes; ellos te aconsejarán sobre el producto más apropiado para usar, especialmente si tienes dudas sobre la sensibilidad.

Tiras blanqueadoras:

Las tiras de blanqueamiento dental contienen peróxido o cloro y funcionan de la misma manera que en la ropa y el cabello. El peróxido blanquea la superficie de los dientes para reducir las manchas y blanquear su apariencia. Al aplicar las tiras recubiertas de plástico a sus dientes, el peróxido entra en contacto con tu esmalte, que trabaja para eliminar las manchas que causan la decoloración.

Aunque la mayoría de las tiras de blanqueamiento en el mercado son seguras, algunos odontólogos no lo recomiendan, ya que algunas tiras contienen dióxido de cloro, que puede afectar el esmalte de los dientes y producir sensibilidad dental.

Tratamientos de luz LED

Si has estado cerca de Instagram en los últimos meses, estamos seguros de que ha visto anuncios de tratamientos de blanqueamiento dental LED. Y aunque una presencia prolífica en las redes sociales a veces puede hacernos cuestionar si el método es legítimo. Pero expertos afirman que efectivamente blanquean los dientes.

Mientras numerosos estudios científicos detallan la efectividad de la luz LED como método de blanqueamiento dental, los estudios también resaltan numerosas variables que pueden afectar los resultados, por ejemplo, cuánto tiempo queda el blanqueador en los dientes y qué tan amarillos estaban los dientes al principio del tratamiento.

En definitiva, aunque el agente blanqueador a base de peróxido y la luz LED funcionan al penetrar el esmalte externo para blanquear el tejido interno del diente (dentina) y disolver las manchas superficiales, el uso de tratamientos livianos conlleva riesgos. Algunos de los riesgos observados en los estudios científicos fueron la posibilidad de quemar tejido blando en la boca, irritación de las encías y aumento de la sensibilidad.

Bicarbonato de sodio

Aunque es tentador preparar tu propia mezcla en casa, podrías hacerle más daño que beneficio a tu dentadura. Mezclar bicarbonato con agua se ha vuelto tan popular ya que la composición química de bicarbonato de sodio lo convierte en un gran abrasivo suave, por lo que es tan bueno eliminando manchas superficiales en el esmalte dental. Y aunque eso podría hacer que suene como la opción perfecta para blanquear los dientes, su uso regular puede dañar el esmalte dental, especialmente si se cepilla demasiado. Tampoco eliminará las manchas profundas o persistentes en el esmalte. 

Chicle sin azúcar

Sorprendentemente, una de las mejores (y más fáciles) formas de blanquear los dientes sin causar ningún daño es masticar chicle sin azúcar. La goma de mascar sin azúcar recibe aprobación dental por varias razones. El principal beneficio es que ayuda a eliminar la acumulación de partículas de alimentos de la superficie de los dientes después de comer. La acción de masticación también estimula la producción de saliva, lo que ayuda a eliminar las partículas de alimentos en la boca, neutraliza los ácidos que contribuyen a la caries dental y fortalece el esmalte del diente.

Al seleccionar su goma de mascar, los expertos sugieren buscar marcas que contengan xilitol, un edulcorante natural. A diferencia del azúcar, el xilitol no estimula la producción de bacterias, por lo que el volumen de bacterias en la boca disminuye al masticar.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.