Meghan Markle, Prince Harry

Neil Mockford/GC Images

El legado de la princesa Diana vivirá en su hijo y su nueva esposa.

De regreso a Inglaterra después de su primera gira real por Irlanda, el príncipe Harry y la duquesa de Sussex, Meghan Markle, asistieron a su más reciente compromiso público este martes en la Exhibición por el Centenario de Nelson Mandela, organizada en el Queen Elizabeth Hall del Southbank Center. Fue una visita especial donde la pareja pudo encontrarse con varias figuras importantes en la vida del que fuera presidente de Sudáfrica, entre ellos su nieta Zamaswazi Dlamini-Mandela.

"El evento de hoy es enormemente importante, no solo porque estamos aquí para celebrar la vida de un gran hombre de la historia, sino también porque somos capaces de educar a la próxima generación, pues no debemos repetir los errores del pasado", dijo Dlamini-Mandela. "La visita de sus altezas reales, Harry y Megham es un gran honor. Su apoyo a la justicia en el mundo los hace un brillante ejemplo para la juventud de hoy y mañana".

Hace 22 años, la querida madre de Harry conoció al famoso abuelo de Zamaswazi en Suráfrica, justo cinco meses antes de su muerte. Con o sin intención, Markle pareció inspirarse en el estilo de la princesa de Gales y usó un abrigo cruzado sin mangas de la marca canadiense NONIE —una versión moderna del vestido de botones que Diana escogió hace años—. Ambas mujeres escogieron botones para la ocasión.

Meghan Markle, Zamaswazi Dlamini-Mandela

Arthur Edwards/The Sun/PA Wire

Nelson Mandela, Princess Diana

AP Photo/Sasa Kral

Esta no es la primera vez que el príncipe Harry se cruza con miembros de la familia Mandela. En 2015, durante su visita a Suráfrica, el miembro de la realeza se reunió con su viuda Graca Machel, y visitó su celda en la Isla Robben, así como su oficina en Johannesburgo, donde se exhibe una foto de Mandela con Diana.

"Tristemente la extrañaremos, fue una persona cálida, compasiva y bondadosa", dijo Mandela al momento de su muerte. "Recuerdo vívidamente nuestra reunión cuando visitó Suráfrica el año pasado y su ardiente deseo por ayudar a los niños HIV positivo de África. La princesa Diana se convirtió en una embajadora de las víctimas de minas personales, de los huérfanos de guerra, los enfermos y los necesitados a lo largo del mundo".

La pareja también conoció a Andrew Mlangeni, de 92 años, un amigo cercano de Mandela. El ex presidente sudafricano fue sentenciado a cadena perpetua en la Isla de Robben en el proceso de Rivonia. Después de que lo liberaran 27 años después, fue miembro del parlamento en el Congreso Nacional Africano.

De igual manera, la pareja real pasó tiempo con Paul y Adelaide Joseph, activistas anti Apartheid y amigos cercanos de Mandela y Winnie Mandela.

Meghan Markle, Prince Harry

Arthur Edwards/The Sun/PA Wire

Dentro de la exhibición, la pareja disfrutó de una interpretación del Coro Ubunye, integrado por personas de la diáspora sudafricana.

Harry y Meghan también pudieron observar varios objetos de la exhibición, como una Biblia Robben Island, que en realidad era una copia escondida de las obras de Shakespeare, algo que hizo sonreír a la ex actriz ahora convertida en princesa.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.