Mischa Barton recuerda así la "venganza pornográfica" de la que fue víctima

La estrella de The O.C. rompió el silencio en The Scarlet Letter Reports
por Corinne Heller 30 may, 2018 8:48 PMTags
Mischa BartonBACKGRID
Mischa Barton conversó para la nueva serie de entrevistas de Amanda Knox y ahí relató cómo se sintió cuando se convirtió en víctima de la "venganza pornográfica".

En 2017, la estrella de The O.C. descubrió a través de los tabloides que alguien estaba trabajando de vender una cinta sexual de ella a sitios pornográficos por 500 mil dólares. La actriz alegó que el culpable era su ex novio, quien la filmó teniendo sexo y el tomó fotos desnuda sin que ella estuviera enterada. Mischa llevó a la Corte su caso y obtuvo varias órdenes de restricción contra él, otro ex novio y un amigo que ella supo con antelación que sabía de estas fotos. Ambos tienen prohibido distribuir este contenido. 

Knox –quien pasó cuatro años en la cárcel, en Italia, por el asesinato de su compañera de departamento, en 2007, delito del que luego fue absuelta en 2015– le preguntó a Barton en su show The Scarlet Letter Reports cómo se sintió tras enterarse de que su ex tenía material con contenido explícito de ella.

"Bueno, no lo sabía hasta que uno de sus amigos me dijo 'Debes tener cuidado con él'", relató. "M****a", respondió Knox. 

también lee
¡Mischa Barton revela quién filtró cinta sexual!
Broadly / Facebook Watch

"En ese momento me di cuenta que había un problema", continuó. "Luego comenzó a alardear sobre esto con las personas equivocadas, las cuales se acercaron a mí. En ese momento no había una prueba en específico, lo único que esperas es que desaparezca". 

"Finalmente la prensa se enteró", contó. "Mi amigo corrió por las escaleras y me dijo 'Despierta, tienes que despertarte, está en todos los medios y aparentemente hay sitios porno que quieren comprarlo'. Yo estaba, imagínate, devastada". 

Barton admitió que tenía miedo de defenderse.
 
"Y recuerden, esto fue antes de #MeToo o #TimesUp, era todo un tabú. No tenía idea de lo que era la venganza pornográfica. Fue algo completamente extraño para mí".