Harry Styles

Deano / Breedo / Splash News

La madre del One Direction cree que ya es suficiente...

Harry Styles se ha sentado unas 30 veces para inmortalizar algún diseño en su piel

¡30 veces!

Esto parece ser más que suficiente según su madre, Anne Cox, quien teme que su hijo se esté volviendo adicto a los tatuajes y pueda llegar a arrepentirse algún día.

Así lo reveló una fuente al diaria Daily Star

"A la madre de Harry le preocupa que su colección de tatuajes se le vaya de las manos. Cree que se está haciendo adicto a ellos. Está preocupada por los efectos que vayan a tener los dibujos en todo su cuerpo y cree además que puede arrepentirse de alguno de ellos. A Harry le encantan las gráfícas japonesas. Tiene la firme intención de grabarse alguna palabra escrita en japonés. No me extrañaría que corriera a hacérsela en cualquier momento"

El diario informó que la preocupación de Anne logró evitar que Harry se tatuara su nombre en escritura japonesa durante la última visita de la banda a ese país oriental.

Pero no solo la madre de Styles está en contra de sus tatuajes, también su mentor Simon Cowell ha dicho que debe parar…

"Simon le sugirió de manera educada que se diera un respiro y que lo reconsiderara. Harry se ha hecho unos 30 tatuajes en el último año. Su madre está también preocupada porque cree que es la tinta lo que hace que tenga la piel tan mal. Le ha dicho que le saldrán más granos si continúa así, y no solo en la cara", añadió la fuente.

¿Debería o no parar?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.