Emma Watson, Pink Dog

Twitter; Andy Kropa/WireImage

La visión de Emma Watson paseando un perro rosa por las calles de Londres dejó a muchos con la cara roja.

Las primeras publicaciones afirmaban que el animal era suyo, lo que generó la ira contra la estrella de Harry Potter de muchos defensores de los derechos de los animales. Sin embargo, la actriz de 23 años se tomó la molestia de explicar en Twitter lo sucedido.

Lo más importante: el perro no era suyo. 

"@PinkDarcyDog es rosa porque su dueña está juntando dinero para la lucha contra el cancer de mama", twitteó Watson. "Desearía que Darcy fuera mi perro, pero no lo es".

Para dejar las cosas más en claro, y de paso enviar un mensaje a los tabloides, acompañó su texto con el siguiente hashtag: #chequeardatosllevacincominutos.

Allí lo tienen, Emma sólo tiene el disfraz de bruja para las películas, en la vida real es una jovencita muy dulce.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.