Kate Beckinsale compartió un recuerdo horrible que involucra a Harvey Weinstein.

Inmediatamente después de la condena de 23 años de prisión del deshonrado productor de Hollywood, la famosa actriz acudió a las redes sociales y recordó una supuesta experiencia con Weinstein en su casa. Beckinsale ambientó la escena publicando una foto de ella y una del violador condenado, ambos del estreno de Serendipity en octubre de 2001 en Nueva York. En la foto de ella, se muestra a la actriz luciendo un traje con corbata en blanco.

"Estas fotos fueron tomadas en el estreno de Serendipity el 5 de octubre de 2001. Todos nos negamos a ir porque celebrar un estreno unas semanas después del 11 de septiembre con la ciudad todavía echando humo parecía la idea más insensible, sórdida e irrespetuosa posible". escribió Beckinsale. "Pero Harvey insistió. Volamos a Nueva York y de alguna manera lo superamos".

Mientras la historia de Beckinsale continuaba, "A la mañana siguiente, Harvey me llamó y me preguntó si me gustaría llevar a mi hija de menos de dos años a su casa para una cita de juegos con su hija de edad similar, yo dije que sí. Aparecí y él llamó de inmediato a su niñera para llevar a las bebés a otra habitación para jugar. Quería a ir con ellas y él dijo, 'No, espera aquí'".

Luego, según alegó, Weinstein la reprendió de una forma verbalmente explícita. "En el momento en que se cerró la puerta, comenzó a gritar: 'Estúpida, maldita idiota, tú idiota arruinaste mi estreno'. No tenía idea de lo que estaba hablando y comencé a temblar. Él dijo, "Si estoy haciendo una alfombra roja te pones un vestido ajustado, sacudes tu trasero, sacudes tus tetas, no te apareces luciendo como una maldita lesbiana, maldita idiota'".

"El shock me hizo llorar", escribió Beckinsale. "Traté de decir, 'Harvey, la ciudad está en llamas, la gente sigue buscando a sus familiares, ninguno de nosotros sintió que el estreno fuera apropiado y mucho menos salir con vestido como si fuera una despedida de soltero'. Él dijo, 'No me importa, es mi maldito estreno y si quiero vaginas en la alfombra roja, eso es lo que obtengo'. Gritando. Lívido".

La estrella continuó, "Me las arreglé para salirme de allí con mi hija, y sí, esa fue una de las muchas experiencias que tuve y en la que no tenía recursos, ni estaba bajo un delito grave. Pero fui castigada por eso y por otros casos donde le dije que no a él durante años, insidiosamente y pareciendo irreversible".

Kate Beckinsale, WTF Widget

Rob Latour/Shutterstock

Al reflexionar sobre la noticia de su sentencia de prisión, Beckinsale dijo, "Escuchar que estará en prisión durante 23 años es un gran alivio para mí en nombre de todas las mujeres que agredió o violó sexualmente, y espero que sea un elemento disuasorio para ese tipo de comportamiento en esta y en cualquier otra industria. Habiendo dicho eso, los crímenes que no son crímenes, la intimidación inhumana y el abuso encubierto por enfermedad para los cuales TODAVÍA no hay recurso, no importa a quién le cuentes (y yo lo dije), estos también se deben ir. Espero y rezo para que nosotros, como industria, podamos comenzar a prohibir todos los abusos de poder y exponerlos y eliminarlos, para todos los géneros, para siempre ".

Ella  se despidió firmando, "Y Rose, brava".

E! News contactó al equipo de Weinstein para que hagan comentarios.

En 2017, en medio de la tormenta pública de acusaciones contra el productor de películas, la estrella recordó que Weinstein la llamó "idiota" cuando describió sus experiencias con él a lo largo de los años, incluso cuando le ofreció alcohol en la habitación de su hotel cuando tenía 17 años.

"Abrió la puerta en su bata de baño. Yo era increíblemente ingenua y joven y no se me ocurrió que este hombre mayor y poco atractivo esperaría que tuviera algún interés sexual en él. Después de rechazar el alcohol y anunciar que tenía escuela a la mañana siguiente me fui, incómoda pero ilesa. Unos años más tarde me preguntó si había intentado algo conmigo en esa primera reunión. Me di cuenta de que no podía recordar si me había agredido o no", escribió en línea en ese momento.
 
"Tenía lo que pensaba que eran límites, le dije que no a él profesionalmente muchas veces a lo largo de los años, algunos de los cuales terminaron con él gritándome llamándome una idiota y haciendo amenazas, algunas de las cuales le hicieron reír y decirle a la gente oh 'Kate vive para decirme no'. Habla del status quo en este negocio que era consciente de que defenderme y decir no a las cosas, aunque me permitía sentirme intransigente, sin duda perjudicaba mi carrera y nunca fue algo en lo que me sintiera respaldada por nadie más que por mi familia."

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.