Una palabra: ¡Impactantes!

Meghan Markle y el príncipe Harry están demostrando una vez más por qué todos quieren ser como ellos.

Este sábado, la famosa pareja llamó la atención de todos y dejó boquiabiertos, ya que hicieron una gran (e inolvidable) entrada en el Festival de Música Mountbatten en el Royal Albert Hall en Londres, Inglaterra.

El dúo dinámico ciertamente se robó el show cuando ambos entraron en la recinto, tomados de la mano, en conjuntos rojos a juego.

Para la ocasión especial, la ex estrella de Suits iluminó el lugar con un majestuoso vestido rojo de Safiyaa que tenía una capa hasta el suelo, mangas hinchadas y una delicada apertura trasera que exhibía sus piernas tonificadas.

Ella complementó su look con piezas llamativas que combinaban con su diseño rojo manzana. Meghan llevó pendientes colgantes de Simone Rocha, zapatos Aquazzura y un clutch Manolo Blahnik.

El Príncipe Harry también se arregló muy bien para el evento, ya que se puso un abrigo rojo bordado y accesorios militares.

Y esta celebración es agridulce, ya que es el último compromiso de Harry como Capitán General de los Royal Marines, un papel que le fue asignado en diciembre de 2017.

Esto no fue ignorado por los asistentes, ya que la pareja recibió una larga ronda de aplausos y una ovación de parte de la multitud mientras tomaban asiento en el palco real, según PA Wire.

Meghan Markle, Prince Harry

Shutterstock

Además de tener una pequeña cita nocturna, la pareja asistió al evento por una buena causa, ya que este ayuda a recaudar dinero para la Royal Marines Association.

Teniendo en cuenta que esta es la última aparición de la pareja como "miembros de alto rango" de la familia real, es seguro decir que están terminando sus labores por todo lo alto. A partir del 31 de marzo, los dos dejarán atrás sus deberes reales.

Meghan Markle, Prince Harry

Shutterstock

Los fanáticos podrán recordar que, en enero, la pareja tomó la impactante decisión de retirarse de sus deberes reales.

"Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución", comenzó la declaración de los dos. "Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros de alto rango de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, mientras continuamos apoyando completamente a Su Majestad la Reina".

"Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este ajuste. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, siguiendo honrando nuestro deber con La Reina, la Commonwealth, y nuestros patrocinios ", continuó su declaración. "Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que le brinda a nuestra familia el espacio para enfocarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa".

Si bien la pareja no ha compartido qué planes han establecido en su futuro, harán una aparición próxima en el Servicio Anual de la Commonwealth en la Abadía de Westminster el 9 de marzo.

 

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.