La muerte de Goo Hara mostró el alarmante auge de este delito sexual en Corea del Sur.

La cantante surcoreana Goo Hara fue encontrada muerta en su casa en Seúl el domingo 1 de diciembre, seis meses después de un aparente intento de suicidio. Recientemente había regresado al escenario para dar algunas presentaciones, según informó la BBC.

Su muerte se produjo un mes después de que su amiga, y también estrella de K-Pop, Sulli, se suicidara después de una lucha contra el bullying en redes sociales. 

En su momento, ambas estrellas habían denunciado acoso en línea, sin una respuesta contundente por parte de las autoridades de ese país.

Goo Hara, por ejemplo, denunció a su ex novio por violencia y amenazas de difundir contenido sexual filmado sin autorización de la cantante, en 2018. Este delito ha ido a la alza en Corea del Sur y está relacionado con el alto índice de suicidios, principalmente entre mujeres.

Un reportaje de la BBC da cuenta de cómo la muerte de Goo Hara expone una dura realidad en el país asiático, que podría cobrar más víctimas.

Los detalles, en el video de arriba. 

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.