Los datos que te daremos a continuación parecen salidos del siglo pasado.

Un estudio de la Universidad de Penn State realizado a más de 900 personas, descubrió que tanto hombres como mujeres asocian ciertas actividades ecológicas a tareas más femeninas, generando el rechazo de los hombres heterosexuales, a sabiendas de que pueden lucir homosexuales.

Los tipos específicos de comportamiento proambiental pueden alinearse con estereotipos masculinos o femeninos, según la investigación. En otras palabras, si participas en el el "ambientalismo incorrecto" puede hacer que las personas se cuestionen tu orientación sexual.

Mira en el video de arriba más información sobre los inaúditos resultados.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.