La hija más joven de Stark, Arya, ha sido ruda desde el principio de Game of Thrones. Si bien su viaje no ha sido fácil, siempre ha llegado a la cima, y así se ganó miles de fanáticos.

Una gran parte de su historia es sobre cómo viajó a la Casa de los Blancos y Negros, para entrenar con los Hombres sin rostro, con el deseo de convertirse en una asesina.

Cada noche, antes de dormirse, Arya recitaba los nombres de aquellos a quienes le deseaba la muerte.

Pero como ha pasado un tiempo, es importante tener un repaso.

Mira el video y ponte al día.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.