¡Perdón!, quisimos decir "Hailey Bieber", porque así es como realmente se presenta la modelo en la primera portada de revista de la pareja.

Los recién casados sorprendieron al mundo recientemente al mostrar todo su amor en el cover de la edición de marzo de la revista Vogue. "Justin y Hailey: torbellino romántico", titulan  en la prestigiosa publicación.

Fotografiados por la reconocida Annie Leibovitz, la pareja aparece abrazada sobre el pasto. Mientras que Justin está sin camisa, Hailey lleva lo que parecería un vestido de novia con detalles de pedrería.

"Ella es la seguridad que siempre quise", citan al cantante de Sorry.

"La cuestión es que el matrimonio es muy difícil", dice Hailey en la entrevista.

En el artículo revelan: "La pareja, que se casó en un juzgado de Manhattan inferior en septiembre pasado después de un romance de doce semanas en el contexto de una amistad de casi diez años, y que aún están haciendo planes para una boda real".

Los Bieber recordaron cuando salieron por primera vez hace unos años y no funcionó. "Sucedieron cosas negativas de las que todavía tenemos que hablar y trabajar", explicó Hailey. "Hubo un período en el que si yo entraba en una habitación, él salía".

Pero en junio de 2018, se encontraron en una conferencia en Miami organizada por Rich Wilkerson Jr., el pastor de la Iglesia Vous, quien ofició en el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West.

Dicen en Vogue: "Cuando la pareja se volvió a conectar el pasado mes de junio, Justin estuvo más de un año en una tenencia de celibato autoimpuesta. Tenía lo que él llama 'un problema legítimo con el sexo'. Era su vicio, una adicción que hacía mucho que había dejado de proporcionarle algún placer. Decidió que no tener relaciones sexuales era una forma de sentirse más cerca de Dios".

Justin admite que aunque el deseo de tener relaciones sexuales finalmente fue una de las razones por las que se apresuraron a casarse, no fue la única. "Cuando la vi en junio pasado, simplemente olvidé cuánto la amaba y cuánto la extrañaba y cuánto impacto positivo tuvo en mi vida… Esto es lo que he estado buscando".

El verano pasado, después de años como nómada, Justin compró una casa en las afueras de Toronto. La pareja se instaló en septiembre, y están de acuerdo en que la verdadera convivencia ha sido una prueba. Se pelean por las decisiones de decoración.

Hailey aclara: "Quiero que la gente sepa eso. Venimos de un lugar realmente genuino. Pero somos dos jóvenes que aprendemos sobre la marcha. No me voy a sentar aquí a mentir y decir que es una fantasía mágica. Siempre va a ser difícil. No te levantas todos los días diciendo: Estoy absolutamente enamorado y tú eres perfecta'. Eso no es lo que es estar casado".

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.