¡Las disputas familiares continúan!

En un nuevo episodio de Keeping Up With the KardashiansKim Kardashian le confesó a su hermana Khloé Kardashian los detalles sobre una reciente pelea que tuvo con su esposo Kanye West.

"Anoche no estaba en el mejor humor, estaba cansada", recordó Kim. "Llegué a casa y dije, ‘Hey'. Luego estaba en mi computadora y él me dijo, ‘Bebé, podrías dejar la computadora, quiero conversar, pasar tiempo contigo'".

La ocupada madre estaba trabajando para cumplir con una entrega, pero luego su hijo Saint West la llamó para tomarse un baño. Kim corrió rápidamente a su lado y digamos que Yeezy no se lo tomó tan bien.

"Cerré la computadora y me dijo, ‘Vas a ir a tomarte un baño con él. Yo te pedí que pasáramos tiempo juntos ¿y no lo haces?'", agregó Kim.

"Quizás solo tenías que bañarte con Kanye y todo mejoraba", bromeó Khloé en su respuesta.

Pero ese no fue el único tema por el que se enfrentaron los West.

Kim Kardashian, Khloe Kardashian, KUWTK

E!

"Peleamos porque no le conseguía una curita", reveló Kim. "Dije, ‘¿Buscaste en el lugar correcto? Ahí hay una curita'. Él no tomó esa. Quería otra, pero ahí había una curita y se la puse. No le gustaba el color de la curita".

Kim le ofreció a Kanye una de las curitas de North West con motivo cristiano, pero Ye no estuvo de acuerdo

"Él me dijo, ‘Me he esclavizado alrededor del mundo haciendo ropa para asegurarme de que tengas el mejor outfit y me dejas salir con una curita de Jesús'", le contó a su hermana la frustrada madre de tres. "Me dije, ‘¿Ahora tengo que correr a buscar curitas de tres malditos colores diferentes cuando tengo tres niños a los que cuidar?'".

A pesar de que Kim estaba molesta, Khloé le aconsejó a su hermana que no solo los niños necesitan amor y atención. "A veces a los hombres les gusta que los traten como el primer bebé", dijo Koko.

El consejo tuvo sentido para Kim, quien decidió dar su mejor esfuerzo para el Día de San Valentín. Después de confiar en Khloé y en su mamá Kris Jenner, la matriarca Kardashian-West decidió comprarle a Kanye sus curitas favoritas, además de lencería sexy.

"Kanye es tan considerado, incluso cuando está en modo de trabajo loco siempre se toma el tiempo para preguntar por mí y ver en qué ando", admitió la creadora de KKW Beauty en un confesional. "Cuando me pongo en modo súper ocupado debo bajar la velocidad un poco y ser más considerada".

Tristemente, la disputa de Kim con Kanye no fue la única con la que tuvo que lidiar, porque también la capturaron hablando sobre su hermana Kourtney Kardashian. Aparentemente, Scott Disick le confió a Kim que él quería "tener otro bebé" con Kourtney.

"Creo que él solo quiere uno más", le reveló la esposa de Kanye a su amiga Larsa Pippen. "Y ella quiere uno más".

"Si los dos quieren tener más hijos, ¿por qué no tenerlos juntos?", agregó Larsa. "Sus chicos son hermosos".

Como Scott y Kourtney salen con otras personas, Kim se hizo la teoría de que "ni si quiera tenían que tener sexo" porque podían intentar fertilización in vitro. Con el apoyo de Larsa, Kim decidió involucrar al resto de la familia para convencer a Scott y a Kourtney de seguir adelante con el plan para un nuevo bebé.

Desafortunadamente, Kim incluyó a Kourtney en el correo por accidente. "Dejaste completamente a Kourtney en ese maldito correo, ¿lo sabías?", le reveló Khloé a Kim en una llamada telefónica.

En un intento de evitar el drama, Kim intentó esconder el correo y borrarlo del teléfono de Kourtney. El plan no funcionó porque Kourt la descubrió y se puso furiosa, con toda razón.

Con la esperanza de arreglar la situación, su mamá y mánager, Kris, intervino como abogada del diablo, un esfuerzo con el que Kourtney no estuvo de acuerdo.

"Honestamente, no quiero ni verla después de toda esta situación con el correo", le admitió la madre de tres a su mamá y a Khloé.

"No creo que ella haya querido herir tus sentimientos", respondió Kris con tono neutral. "Creo que ella se comunica de forma diferente, nada más".

Comprensiblemente, el punto de vista objetivo de Kris no le cayó bien a Kourt, porque ella estaba convencida de que ella era la víctima del asunto.

"No digas nada, porque en esta situación hay alguien que está bien y alguien que está mal", respondió la veterana de KUWTK. "No intentes que esto sea algo equilibrado".

Inclusive en medio de la fuerte opinión de Kourtney, Kris intentó explicarle a su hija mayor que había "dos lados" en este desastre particular. Sin embargo, Kourtney se negó a sentir menos rabia.

"Hizo algo realmente malicioso, me dio una puñalada por la espalda, algo malévolo", dijo la mamá de Mason Disick. "¿Decir algo a espaldas de los demás? Eso no está bien, no es algo que voy a aceptar en mi vida".

Luego, Kourtney compartió que ella creía que su mamá "estaba completamente equivocada con respecto a esta situación con Kim", ya que ellas deben "protegerse la una a la otra de este tipo de cosas".

Al final del episodio, Scott reveló que Kim distorsionó sus palabras y le prometió a Kourtney que no "llamaría a toda su familia" para discutir este tema. Eventualmente, Kourtney y Kim decidieron enterrar el momento incómodo e irse de viaje familiar para esquiar.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.