Kim Kardashian, Kanye West

Garguibo / SplashNews.com

Así es como mantienen viva la llama.

El sábado, después de asistir a la ceremonia de la boda de 2 Chainz y Kesha Ward en Miami, Kim KardashianKanye West fueron a comprar un helado antes de regresar a la recepción. Vestidos de fiesta, los dos llevaron su Mercedes 2018 G550 4×4 SUV rentada color verde neón a un local Häagen-Dazs. Después de estacionarse, Kanye cargó a Kim en sus brazos para sacarla del vehículo, casi como a una novia. Cuando la bajó, tocó juguetonamente el trasero de su esposa.

Kim usó un vestido verde neón tipo bustier a juego con su auto. Mientras que Kanye llevó un blazer Louis Vuitton verde claro con pantalones a juego, sin camisa, y unas sandalias Yeezy con medias.

Kim Kardashian, Kanye West

BACKGRID

Kim y Kanye viajaron a Miami la semana pasada con sus hijos. Son los padres de las chicas, North West, de 5 años, y Chicago West, de 7 meses, y de su hijo Saint West, de 2 años.

Kim Kardashian, Kanye West

BACKGRID

En su viaje familiar, Kim exhibió un variado número de estilos con colores brillantes, incluyendo una combinación verde neón con peluca del mismo color, a juego con el Lamborghini verde neón que condujo en una noche de fiesta con sus amigos. También usó una tanga rosa neón en la playa.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.