NUEVA TEMPORADA
5 DE NOVIEMBRE

La mayor de las K se dejó llevar por sus emociones.

Este tipo de cumpleaños son extraños para la gran mayoría.

Así que no nos sorprendió ver a Kourtney Kardashian sintiéndose estresada por el suyo durante el nuevo y emotivo episodio de Keeping Up With the Kardashians.

Con sus 40 a la vuelta de la esquina, la fundadora de Poosh y madre de tres hijos sufrió un grave caso de ansiedad existencial, empeorada por una búsqueda inicialmente infructuosa del atuendo perfecto para usar en su próxima fiesta de cumpleaños (agradecimientos a la hermana súper heroína y mediadora profesional, Khloé Kardashian, por organizar el evento frente a lo que fácilmente podría haber sido todo un drama), y agravado aún más por una creciente enemistad que estalló entre ella y Kim Kardashian por un problema de moda.

La tensión surgió por primera vez durante una prueba de vestuario en la casa de Kourtney, a la que Kim fue invitada con la esperanza de que ofreciera una "opinión honesta" sobre la extensa línea de vestidos de fiesta que  le ofrecieron a su hermana. Excepto que...

"Nada me salta a la vista. Nada es especial", señaló la estudiante de derecho, bostezando desde una silla cercana mientras Kourtney modelaba una amplia gama de prendas de vestir, una por una. "¿Cuál es la vibra aquí?"

"Me gusta esto", dijo Kourt sobre un LBD brillante con un off-the-shoulder en el que acababa de vestirse, y cuyo dobladillo superior estaba forrado con adornos de plumas.

"Absolutamente no", señaló Kim. "No eres un jodido pavo real".

Kim es una crítica dura, pero Kourtney nos recordó que puede compartirlo con los mejores durante una llamada de FaceTime poco después, que encontró a su hermana en medio de una prueba de vestuario para la Met Gala con el equipo de Thierry Mugler. Los fanáticos de la moda saben que la esposa de Kanye West finalmente impactó en la alfombra rosa con un conjunto de silicona con corsé cubierto de cristales (la primera creación formal del diseñador francés en dos décadas), pero en este punto, todavía estaba explorando sus opciones.

"¿Qué piensas?" preguntó ella, volviéndose hacia la cámara. Después de vislumbrar a Kim luciendo un vestido azul y una peluca de cuentas en tonos a juego, Kourtney preguntó si era Halloween y dijo otras cosas que probablemente se habría guardado si hubiera sabido que los ojos y oídos profesionales de Mugler estaban allí escuchando.

"Ella no lo entiende", dijo Kim entre risas y algo incómoda.

Pero los comentarios que la experta en fajas llamó "súper vergonzosos" al principio dieron paso a una disputa entre hermanas cuando se enteró de que la estilista de Kourtney ya había contactado a los asociados de Mugler con la aparente intención de formar una sociedad.

"El mánager de Manfred Thierry Mugler nos hizo saber, 'Oh, eso es tan extraño, ella no entiende esta vibra..'", dijo Kim a la cámara. "Que ella, no solo trate de usar el mismo diseñador, sino que sea tan grosera, realmente me afectó de una mala manera".

También dejó un mal sabor en su boca el hecho de que Kourtney parecía tener sus ojos en el atuendo blanco de dos piezas de Rick Owens, diseñado específicamente para que Kim lo llevara a los Premios CFDA 2018 y que luego sería reproducido en las tiendas.

"¡Ella me está copiando!", gritó Kim medio juguetona, explicando durante una sesión posterior con Kris Jenner (quien, con una sonrisa de complicidad, le preguntó a su hija si creía que toda esta pelea tenía algo que ver con el cumpleaños 40) que su frustración se debió principalmente a que Kourtney se "infiltrara" en sus relaciones profesionales después de que ella misma hiciera todo el trabajo de construirlas.

Y por mucho que Kourt insistió en que ese no era el caso, su disputa cada vez más volátil con Kim se intensificó hasta tal punto que la hizo llorar días después, mientras ella y Khloé se dirigían a una ceremonia especial de inauguración del nuevo centro de salud en la UCLA, en honor al difunto padre de las chicas, Robert Kardashian.

"Me siento abrumada con mi cumpleaños y todo", dijo Kourtney llorando, y agregó que no se "siente como [ella misma]" en este momento y tampoco tiene ganas de celebrar. "Solo quiero irme a algún lado y estar sola".

Pero después de acusar a Kourtney de plagiar su estilo, llamarla una "perra humanitaria falsa" y actuar bastante distante durante la ceremonia, Kim tomó el consejo de Khloé y le extendió una rama de olivo en forma de un diseño vintage.

"Me acabo de dar cuenta de que tenía este increíble vestido negro de Gianni Versace que Donatella envió. Entonces, pensé, 'Oh, Dios mío. Esto es lo que Kourtney debería usar en la fiesta de su cumpleaños 40", dijo emocionada, develando la magnífica pieza a su hermana menor primero antes de presentárselo a la cumpleañera. Kourtney, quien terminó usando el llamativo look de Versace en la fiesta a la que terminó asistiendo después de todo, se enamoró de inmediato.

"Creo que definitivamente es la oferta de paz [de Kim]", sonrió. "Y estoy dispuesta a aceptarla".

Mira cómo se desarrolla este nuevo drama entre hermanas, y adéntrate a la fiesta de cumpleaños de Kourtney. Además, ponte al día con los sentimientos de Khloé sobre el comportamiento de Tristan Thompson y descubre también los resultados del último ultrasonido de Kim.

Para saber más sobre las Kardashian, haz clic aquí.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.