Meghan Markle, Prince Harry, Kiwi Hatchery, New Zealand

Phil Noble/PA Wire

La familia de Meghan Markle y el príncipe Harry pronto crecerá con la llegada de su primer hijo, por lo que necesitan un espacio más grande para ellos.

Desde que se los duques de Sussex protagonizaron su boda real en mayo de este año, han vivido en una cabaña conocida como Nottingham house, ubicada en el palacio de Kensington, pero según reportes, desde que se conoció que Meghan Markle está embarazada, han comenzado a evalar la posibilidades de mudarse.

The Sun señala que los futuros padres de mudasen a un departamento al lado de donde viven el príncipe William y Kate Middleton junto a sus hijos: El príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis; que cuenta con un gran espacio. Sin embargo, el plan se ha visto afectado por un conflicto familiar.

El diario reporta que la propiedad en la que desean que se muden Meghan Markle y el príncipe Harry está habitada por un primo de la reina Isabel y su esposa, los duques de Gloucester. La duquesa Brigitte se estaría negando a mudarse, indicando que tienen mucho tiempo ahí.

"No quiere irse. ¿Y por qué debería? A ella y su marido se les dio este apartamento por parte de su majestad la reina", confirmó una fuente al Daily Mail.

Esta negativa provocaría que el príncipe Harry y Meghan Markle evalúen la opción de mudarse fuera del palacio de Kensington.

Para más noticias de Meghan Markle y el príncipe Harry ingresa ¡aquí!

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.