Selena Gomez, Justin Bieber

Getty Images

Justin Bieber "se siente muy mal" porque su ex novia, Selena Gomez ingresó nuevamente a un centro de salud mental.

El 10 de octubre, E! News confirmó que Gómez ingresó a un centro de tratamiento para tratar su ansiedad y depresión y se mantiene "comprometida a enfocarse en su salud mental y física". Una fuente le dijo a E! News que Bieber está "en conflicto y confundido" al respecto. "Ambos han tenido luchas emocionales y en el pasado lucharon juntos en contra de estos demonios", compartió el informante.

Bieber y Gómez salieron de vez en cuando por aproximadamente tres años, pero terminaron en 2014. Los rumores sobre su regreso aparecieron en noviembre de 2017 cuando fueron vistos besándose en uno de sus juegos de hockey. Unos meses después, en marzo, decidieron tomar un tiempo separados el uno del otro. No mucho después de eso, lo vieron salir con su prometida (tal vez su esposa), Hailey Bieber.

Otra fuente le aseguró a E! News la semana pasada que el cantante canadiense está sintiendo "remordimiento" por Gómez.

El informante agregó: "Justin y Selena no están en contacto, pero él, al escuchar las noticias sobre la salud de su ex, no se ha sentido nada bien. Justin también se siente culpable. Él quiere ayudar a todos. Bieber realmente quiere que Selena sea feliz, y está triste al saber que ella está luchando por la salud".

En septiembre, Bieber y Baldwin pudieron haberse casado en Nueva York, pero participaron en una ceremonia de matrimonio en un juzgado. Desde su matrimonio con el modelo de 21 años y los problemas de salud de Gómez, Bieber aparentemente ha estado "muy emocional", según dijo la fuente. El primer informante le dijo a E! News que Bieber toma su relación con Baldwin "muy seriamente". La fuente también compartió que se apresuraron a decir sus votos porque él quería "demostrarle que estaba hablando en serio esta vez".

Una segunda fuente le dijo a E! News que Selena ya se está "sintiendo mejor" y "está recibiendo la ayuda que necesita". Su registro en el centro de salud mental ocurrió después de que, según informes, tuvo una "crisis emocional" debido a dos hospitalizaciones relacionadas con su Lupus. La primera vez, aparentemente tenía un recuento bajo de glóbulos blancos, pero regresó poco después cuando no se sentía nada bien.

La cantante de Wolves ha detallado abiertamente sus luchas contra la ansiedad y la depresión en el pasado, y buscó ayuda profesional exactamente hace dos años, en 2016, para lograr su bienestar emocional. En febrero, completó un programa de dos semanas también diseñado para ayudarla con sus problemas de salud mental.

"La depresión es algo con lo que siempre ha luchado, pero siempre que se pone realmente mal, Selena se retira de las redes sociales y se retira de las personas en las que no confía", agregó la fuente.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.