Mila Kunis, Ashton Kutcher

Noel Vasquez/GC Images

Esto hubiese causado la separación inmediata de cualquiera.

Mila Kunis y Ashton Kutcher recientemente celebraron su tercer aniversario, pero su matrimonio no tuvo el comienzo más romántico.

La estrella de The Spy Who Dumped Me participó en el episodio del lunes del Tonight Show y contó la historia de su "absurda" luna de miel.

Todo comenzó cuando Kunis le compró una casa rodante a Kutcher por su cumpleaños. Emocionado por el regalo, Kutcher decidió que los dos pasarían su luna de miel en una aventura en la casa rodante. Pero ellos no serían los únicos en la escapada romántica. También llevaron a su hija Wyatt, y a los padres de Kutcher, todos a un viaje por la costa de California.

A pesar de que Kunis aseguró que los recién casados se quedaron en su "pequeña hojalata", los suegros se quedaron en lo que su esposo calificó de "El Taj Mahal de las casas rodantes". Lo que sucedió luego, aseguró, solo se podría comparar con la serie de eventos desafortunados de una comedia como las de National Lampoon.

Primero, el aire acondicionado en la casa rodante de Kutcher y Kunis se dañó, lo que los obligó a lidiar con un calor de 43 grados. Así que fueron a buscar un lugar donde repararlo, pero las cosas tomaron un giro peligroso.

"Casi morimos al borde de la carretera cuando Apple Maps nos llevó por un camino… que no era un camino", le contó Kunis al anfitrión Jimmy Fallon. "Era un cortafuegos a un costado de una montaña. Tuvimos que salirnos del vehículo y caminar por unos 5 kilómetros mientras mi suegro manejaba la van y Ashton lo conducía por rocas gigantes debido a que recientemente había habido una inundación masiva".

Kunis dijo que también dejó que su "maravillosa, hermosa" suegra escogiera dónde estacionar las casas rodantes. Y en vez de revisar las reseñas en Internet, la mamá de Kutcher escogió el lugar por viejos libros de viajes. Así que mientras ellos creían que se iban a quedar en un parque de Napa, California, la familia terminó quedándose a una hora en las afueras de la ciudad, cerca de dos cárceles.

"Sí, chicos. Ahí terminó nuestro viaje en casa rodante", confesó Kunis. "Mi esposo me miró y dijo, ‘Renuncio'. Y yo le respondí, ‘Yo también'".

Sin embargo, parece que los dos pudieron disfrutar de algunos momentos románticos.

Por suerte, la luna de miel infernal de seis días no destruyó a la pareja. Hoy las estrellas de That ‘70s Show están felizmente casadas y tienen dos hijos: Wyatt, quien ahora tiene casi 4, y Dimitri, quien casi tiene 2. Parece que a la hija mayor de Kunis le encanta su papel de hermana grande.

"Mi hija es muy dulce con él. Es muy linda", dijo Kunis. "Hay veces en que se porta mal con él, pero la mayoría es realmente amable y generosa".

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.