Kim Kardashian

Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images

Podrían tenerlo todo, pero parece que igual tendrán que trabajar duro.

Kim Kardashian creció con privilegios, es cierto, pero no tantos como los que tendrán sus hijos. Por eso la estrella de E! (37) y Kanye West (41) acordaron no consentir demasiado a North West (5), Saint West (2) y Chicago West (6 meses). "Me preocupa darle demasiado a mis hijos. No les damos regalos. Ellos tienen que ganárselos de verdad. Pero hablamos de eso todo el tiempo, sobre no tener demasiado e intentar mantener los pies en la tierra lo más posible", escribió en un ensayo para Wealthsimple.

Después de que la amarraron, amordazaron y la robaron a mano armada en París, Kim admite que se ha vuelto menos materialista. "Ya no me gustan los regalos. Simplemente no quiero esas cosas ahora. No compro mucho. Solía comprar algo para mí cada cumpleaños y pensar, ‘Ok, si trabajo duro todo el año me puedo regalar algo, como un auto o un par de pendientes. Algo que realmente haya querido durante todo el año. Pero me he estado deshaciendo de los autos. Eso solía importarme mucho. Amaba los autos. Todavía me gustan y luzco de cierta de manera, pero ya no me importa tanto como antes".

A pesar de que sus padres eran ricos, con el tiempo Kim hizo su propia fortuna. Todo comenzó cuando era adolescente y tenía múltiples trabajos, primero en un tienda de ropa, luego en la oficina de su fallecido padre, Robert Kardashian. A pesar de que sus padres tenían los recursos para facilitar sus responsabilidades financieras, Kim reveló que ni siquiera la ayudaban a pagar la renta después de graduarse de la secundaria. "Siempre trabajé. Nunca le pedí dinero a la gente. Eso nunca fue lo mío", dijo. "Siempre me resolví". Ahora, Kim no está segura si "será lo mismo" para sus chicos. "Son tiempos diferentes. No sé si haré eso. Tendré que discutirlo con Kanye".

Kim hoy se somete a un presupuesto ajustado. "No hablaré de cosas específicas, siento que eso es de mal gusto e inapropiado". Pero aseguró, "Estoy muy a cargo de mi situación financiera. Hago todo. Veo todo, escribo cada cheque. Controlo cada detalle. Siempre me enseñaron a ser así. Definitivamente ayuda tener un mánager o alguien que pague tus cuentas a tiempo, pero creo que una vez que entregas demasiado control puedes perder de vista lo que tienes y lo que debes que hacer, especialmente si gastas mucho y tienes un gran estilo de vida". Así que Kim sabe qué es lo que gasta mensualmente "y lo que cuesta llevar mi hogar".

"Es difícil someterse a un presupuesto, seguro, pero es una buena guía. Tengo el tipo de personalidad con la que pienso, ‘Ok, quiero comprar esto, así que tengo que hacer esto para poder comprármelo", dice la empresaria de KKW Beauty. "Así que me haré cargo de que pase".

Kim ha estado controlando sus gastos, "lo que ha hecho felices a mis managers", reveló la estrella de Keeping Up With the Kardashians. "Kanye compra más que yo. Tiene grandes depósitos de cosas…".

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.