Thomas Markle

YouTube

El padre de la Duquesa de Sussex se refirió a los momentos más controversiales previos a la unión de su hija.

El papá de Meghan Markle, Thomas Markle, rompió el silencio en el episodio de este lunes de Good Morning Britain, en su primera entrevista desde que se sometiera a una cirugía de corazón y se perdiera de la Boda Real.

Durante la entrevista, Thomas habló en los mejores términos del príncipe Harry, dijo que era un "hombre muy bueno", un "caballero" y "muy agradable". Thomas también describió sus conversaciones tempranas con su nuevo yerno, asegurando que hablaron de política, incluyendo la presidencia de Donald Trump y el Brexit.

Una de las llamadas más importantes fue cuando supuestamente Harry contactó a Thomas para pedirle su bendición. Thomas le dio permiso al Príncipe para casarse con su hija, sabiendo que ella sería un "complemento para la familia real".

"Mi hija ha sido una princesa desde el día en que nació", le dijo a los anfitriones Piers Morgan y Susanna Reid.

Después de que Harry y Meghan anunciaran su compromiso, Thomas y los miembros de su familia recibieron mucha atención de los medios. A pesar de que describió la experiencia como "una invasión", también la sintió como un "halago".

"Estoy muy orgulloso de ella, me acostumbraré a esto. Superaré esto", dijo.

Solo unos días después de la boda del 19 de mayo, Thomas estuvo en medio del escándalo. The Mail on Sunday informó que muchas de sus fotos tomadas por paparazzi habían sido planificadas. Thomas le contó a los anfitriones que no lo hizo por dinero sino para mejorar su imagen.

"Me tomaron todo tipo de fotos que me hacían lucir mal. Así que pensé que esta sería una buena manera de mejorar la impresión que tienen de mí. Obviamente todo eso se fue al infierno", dijo. "Me sentí mal por eso. Me disculpé y es todo lo que puedo hacer. No puedo hacer mucho más. Fue un error".

Thomas dijo que Meghan y Harry fueron muy receptivos cuando él llamó para disculparse y que no fue una conversación "tan difícil". También alegó que Meghan todavía quería que él la llevara al altar en la Capilla de St. George. Después de todo, se habían hecho los arreglos para el viaje y hasta se había confirmado qué usaría para la boda.

Por supuesto, Thomas al final no entregó a su hija. Solo unos días después, Thomas supuestamente sufrió de un ataque al corazón. Él aseguró que el escándalo con los paparazzi le había hecho daño.

"La verdad es que no podía superar el hecho de que eso había pasado", dijo. "Todo eso empeoró mi salud. Tenía una ligera condición cardíaca. Esto me llevó al punto de que me dieran palpitaciones".

Le dijo a los entrevistadores que lo "estabilizaron" en el hospital y que todavía quería cruzar el charco para asistir al gran día de su hija. Pero que después de unos días de sentirse mejor, sus palpitaciones y el dolor volvieron, lo que lo obligó a hacerse una cirugía de corazón y cancelar sus planes.

"Los doctores dijeron que a esto lo llamaban el ‘hacedor de viudas'", dijo sobre sus problemas cardíacos. "Me podía matar".

El padre de Meghan confesó que su hija "sí lloró" cuando le dijo que no podría asistir a la boda después de su cirugía. Sin embargo, dijo que tanto ella como Harry le desearon que se mejorara.

El príncipe Carlos fue el encargado de llevar a Meghan al altar. Thomas dijo que cuando descubrió que el Príncipe de Gales lo sustituiría se sintió "honrado".

"No puedo pensar en un mejor reemplazo que alguien como el príncipe Carlos. Lució muy guapo y mi hija hermosa con él. Me puse celoso. Desearía haber estado ahí. Desearía haber sido yo. Pero gracias a Dios él estuvo ahí y le agradezco por eso".

Thomas, al igual que millones de personas, vio la boda por televisión.

"Ella estuvo hermosa. Fue increíble poder verla", dijo. "Lloré un poco. Lució tan hermosa caminando hacia al altar, tan orgullosa, tan bella. Estuve muy orgulloso. No veo un mejor momento en mi vida. Me molestó mucho no poder ser yo, pero todo el mundo vio a mi hija. Eso me hizo muy feliz".

Sea como sea, él desearía poder haber estado ahí para el gran día.

"Soy una nota al pie en uno de los momentos más grandes de la historia, en vez del padre que la llevó al altar", dijo. "Eso me molesta un poco".

También dijo que se "arrepentía" de perderse el momento especial.

"Me arrepiento porque realmente quería llevar a mi hija al altar", dijo. "Quería ese momento. Pero estoy agradecido por como salió todo".

Sobre el futuro de los recién casados, Thomas dijo que su hija "quiere hijos desde hace mucho tiempo".

"Conocer a Harry y darse cuenta de lo mucho que lo amaba significa que un hijo está en los planes", dijo.

Para ver la entrevista completa, visita ITV.com.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.