ESC: Prince Harry, Meghan Markle

Max Mumby/Indigo/Getty Images

La cinta de TV finalmente estrenó y este es nuestro veredicto final.

Lifetime por fin estrenó Harry & Meghan: A Royal Romance, una película que documenta la relación entre el príncipe Harry (Murray Fraser) y Meghan Markle (Parisa Fitz-Henley). Y honestamente no conocemos una mejor manera de prepararnos para la boda real del próximo 19 de mayo.

Está bien, no todo se apegó completamente a la realidad (lo explicaremos más adelante) y la mayoría de las conversaciones tuvieron que inventarse, pero sí nos dio la sensación de que vimos al verdadero príncipe de Inglaterra enamorarse de una genial actriz feminista de California. Hubo lágrimas en nuestros ojos cuando salieron los créditos junto con material de archivo del verdadero Harry y la verdadera Meghan.

Sí, fue todo lo que esperábamos de una película de Lifetime —cursi y muy dramática—, pero también fue exactamente lo que necesitábamos. Fue cursi y dramática de la mejor manera posible, inclusive nos vemos dándole play otra vez cuando nos pongamos impacientes antes de que llegue el sábado.

La película es una buena revisión en general del romance de dos años entre Harry y Meghan hasta el momento de su compromiso, pero hubo unos detalles que cambiaron un poco:

1. Harry sí se llevó a Meghan a Botswana a principios de su relación, pero no fue después de solo una cita, como dicen en la película. Al menos tuvieron dos citas antes de que él se la llevara al país africano, uno de sus lugares favoritos. Su primera visita fue a los 13 años, dos meses después de que muriera su madre.

Harry & Meghan, Lifetime

Lifetime

2. Harry no habría publicado el famoso comunicado del palacio sin haber hablado con Meghan primero, lo que significa que la separación momentánea que ocurrió después tampoco fue real. (Pero, ya saben, las películas necesitan conflicto). Harry tampoco habría publicado el comunicado en Twitter, como amenazó con hacer.

3. William y Kate no conocieron a Meghan juntos. William la conoció primero solo y luego Meghan conoció a toda la familia.

4. A Meghan no le retiraron su invitación a la boda de Pippa Middleton por una política de "solo con anillo". Escogió no ir para no robarle atención a la novia. Además de eso, el príncipe Carlos no saludó de primera a Meghan en la recepción de Pippa.

5. En la película, Harry se molestó con una supuesta "Lady Victoria" por usar un "inaceptable" broche blackamoor en la recepción, pero el controversial broche lo usó la princesa Michael de Kent cuando fue al almuerzo de Navidad de la Reina, al que también asistió Meghan.

Harry & Meghan, Lifetime

Lifetime

6. La película mostró a Harry proponerle matrimonio a Meghan muy casualmente en Botswana, y luego mientras hacían pollo rostizado después de conocer a la reina. A pesar de que no hay duda de que Harry y Meghan discutieron el matrimonio antes del compromiso, la historia que contaron durante la entrevista de compromiso fue exactamente como la segunda propuesta en la película. Solo fue una "acogedora noche" en su Cabaña de York, mientras rostizaban un pollo, cuando Meghan dijo, "¿Puedo decir que sí?", antes de que Harry terminara de pedir su mano. Lo cierto es que sí hicieron un viaje de pre- compromiso a Botswana.

7. Cuando Meghan conoció a la reina, no sabemos si la reina bromeó y le mostró el retrato de la reina Charlotte, también de raza mixta, lo que sí sabemos es que los famosos corgis amaron a Meghan inmediatamente, y que al menos esa parte de la película es real.

8. El pequeño chiste interno entre Harry y Meghan sobre cómo cae el Puente de Londres fue un poco inapropiado, porque "Cayó el Puente de Londres" es la frase que se dirá cuando muera la Reina. La Operación Puente de Londres es el nombre en clave para el plan que se pondrá en marcha para cuando eso ocurra.

9. Harry y Meghan sí tienen brazaletes a juego en la vida real y, antes de que se confirmara la relación, muchas personas los vieron. La noticia de su relación llegó alrededor del Halloween 2016, poco después de que Harry asistiera a una fiesta de Halloween con Meghan. (A pesar de que no hay evidencia de que se disfrazaron de rana y de Hillary Clinton).

Harry & Meghan, Lifetime

Lifetime

10. El hecho de que Meghan estaba comiéndose un plátano (y leyendo un libro sobre la serie de Netflix, The Crown) fue divertido, aun si no fue a propósito. A pesar de que ya desapareció el Instagram de Meghan, muchas de sus fotos ahora parecen ser referencias a su relación con Harry, incluyendo un par de plátanos abrazados. Además, ese libro sobre The Crown lo escribió el historiador Robert Lacey, cuya hija, Scarlett Lacey, coescribió esta película.

Harry & Meghan: A Royal Romance fue desarrollada por Lifetime.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.