Jack Black, Miley Cyrus

Christopher Polk/Getty Images

Miley siendo Miley, una vez más. 

Miley Cyrus sólo puede arrepentirse de una cosa: De haberse arrepentido. 

En 2008, Annie Leibovitz fotografió a a Miley de entonces 15 años para la portada de Vanity Fair. Una de las imágenes mostraba a la protagonista de Hannah Montana casi en topless, cubierta apenas por una sábana. Asimismo, en otra imagen, la cantante aparecía acurrucada en el regazo de su padre, Billy Ray Cyrus, lo cual desató una serie de críticas que calificaron la sesión de "inapropiada". 

E! NEWS > Así ha sido la transformación de Miley Cyrus: De alocada princesa del pop a una chica normal

A 10 años de este polémico momento, Miley criticó a The New York Post por haber publicado el sensacionalista título "LA VERGÜENZA DE MILEY" con un "NO ME ARREPIENTO, JÓ****E...".  

Hace 10 años, antes de que las fotos fueran publicadas, Miley no lucía tan preocupada por la posibilidad de generar controversia. "O sea, tengo una gran manta encima, y pensé 'Esto luce muy bonito, realmente natural'", dijo a la revista. "Creo que es realmente artístico". Después, por la presión, Miley fue obligada a pedir una disculpa pública por haber hecho esto.

"Mi objetivo con mi música y la actuación es hacer a la gente feliz. Sobre Vanity Fair, me sentí muy honrada y emocionada de trabajar con Annie. Hice mi parte en la sesión, la cual se suponía sería 'artística' y ahora, viendo las fotos y leyendo la historia, me siento avergonzada", agregó. "Mi intención nunca fue esto sucedería y me disculpo con mis fans, quienes me importan demasiado".

En un comunicado aparte, Leibovitz dijo, "Siento mucho que el retrato de Miley haya sido malinterpretado. Miley y yo revisamos las fotografías y conversamos sobre la foto antes de tomarla... Un retrato sencillo y clásico... Creo que es hermoso". 

En ese momento Hannah Montana era uno de los programas más populares –y prolíficos– de Disney Channel. Un vocero del canal dijo "Desafortunadamente, tal como el artículo sugiere, fue una situación creada para manipular deliberadamente a una joven de 15 años con el fin de vender revistas". Un representante de la revista, por su parte, afirmó que "Los padres de Miley, o mentores, estuvieron presentes todo el día...". 

E! NEWS > ¡Mira por qué Miley Cyrus está tan arrepentida deWrecking Ball!

Poco después, Billy Ray compartió sus impresiones en el programa Today: "Sentí que todo estaba bajo control", dijo. "Su publicista estaba ahí... No sabía que la desnudarían y cubrir con una sábana". Dijo estaba "sorprendido" por la sesión, "pero cosas pasan, así es la vida". El también cantante agregó que nunca habló con Miley sobre la polémica sesión después de la lluvia de críticas, y citó una frase de su padre: "Mientras más pisas c***, más apesta".

En cuanto a la foto que se tomó con su hija, se rió y le dijo a Meredith Vieira: "Lo siento si ofendí a alguien. Es sólo un papá que ama mucho a su hija".

La última vez que Miley se dirigió a la sesión escandalosa fue en 2015. "Nuestro mundo gira en torno al sexo. Cuando hice esta sesión fotográfica con Annie Leibovitz tenía 14 o 15 años, todos saltaron para que fue sexual. Pero nunca pensé en ello. "Annie nunca pensó en tomar una foto sexual de un adolescente", dijo a TIME. "Pero todos hicieron algo que no fue".

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.