ESC: Meghan Markle, Waves

Max Mumby/Indigo/Getty Images

¿Esto afectará su futuro como parte de la realeza?

A solo seis semanas de la boda del año, la futura esposa del príncipe Harry está lo suficientemente ocupada. Ya sea con pruebas de vestuario de último minuto, lecciones de etiqueta, o la distribución de los asientos, la pareja real tiene mucho por hacer.

Pero detrás de escenas ocurren otros preparativos secretos de los que se discute mucho menos, alrededor de la reinvención de la marca de Meghan Markle. Ha sido una enorme tarea preparar a la futura duquesa para su nueva vida como miembro de la Casa de Windsor, considerando los años que pasó frente a las cámaras antes de enamorarse del príncipe Harry.

Desde que se conoció la noticia de que Harry se había enamorado de una chica estadounidense, los fanáticos de la realeza han estado muy curiosos por descubrir todo sobre la mujer que logró apoderarse del corazón del quinto en la línea al trono. Es una intromisión inevitable, que viene con el hecho de salir con un miembro de la realeza, y que pone mucha presión sobre cualquier novia potencial. Eso, en el pasado, fue un punto de quiebre para muchas de las ex parejas de Harry.

THE ROYALS > Meghan Markle vuelve a casa semanas antes de su boda real.

Para Meghan, muy involucrada en las redes sociales, primero pareció que todo se mantendría como siempre, a pesar de la nueva atención que recibía. Siguió comunicándose directamente con sus fans publicando fotos de una tetera inglesa con forma de elefante (uno de los animales y causas benéficas favoritos de Harry), plátanos sonrientes abrazándose y su perro vestido con un abrigo Union Jack. Con cada pista aumentaba la emoción de los fanáticos de la realeza, quienes tenían tiempo esperando que Harry se enseriara con una chica. Pero menos de seis meses después de su primera cita a ciegas, Meghan empezó a pasar más tiempo sin publicar nada nuevo y eventualmente su actividad en las redes sociales cesó por completo.

Fue de esperarse que las cuentas de Meghan, llenas de selfies sexis y publicidad de sus productos favoritos, eventualmente se convirtieran en un tema sensible mientras se abría camino en la familia real.

Prince Harry, Meghan Markle

Niall Carson - WPA Pool/Getty Images

El príncipe William, Kate Middleton, y el príncipe Harry comparten el mismo usuario en las redes sociales, @KensingtonRoyal, una manera que tienen los tres para mantenerse al día y a la vez manejar su propia marca. Al contrario de las celebridades de Hollywood, sus publicaciones solo son profesionales: nunca verás videos de Kate hablándole a sus pollos como lo hace Jennifer Garner, o fotos del príncipe George y la princesa Charlotte con filtros de animales, como los hijos de las Kardashian. (Recientemente la princesa Eugenie tomó la inusual decisión de abrirse su propia cuenta de Instagram, pero ella no es considerada como un miembro de la realeza a tiempo completo).

THE ROYALS > Este viejo comercial de Meghan Markle te abrirá el apetito.

El amor de Meghan por las redes sociales fue un reto para el palacio y un indicador del mundo muy diferente del que provenía. A pesar de que William y Kate se casaron mucho después de que Facebook se convirtiera en algo esencial en nuestras vidas, ya habían salido a lo largo de 10 años antes de que ella se uniera a la familia oficialmente, así que la discreción siempre fue una prioridad para ella.

El pasado enero, borraron el Twitter, Instagram y Facebook de Meghan. Años de viajes, recuerdos personales y momentos detrás de cámaras de su estilo de vida célebre se eliminaron en segundos, así como su querido sitio web de estilo de vida, The Tig. Esta fue una señal inevitable de que era momento para Meghan de ajustarse al protocolo real.

THE ROYALS > Todo sobre la millonaria decoración de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle.

Luego llegó el momento de la transformación de su estilo. Después de que se anunciara su compromiso el pasado noviembre, Meghan comenzó a hacer apariciones oficiales junto a Harry. Atrás quedaron las faldas cortas y los escotes pronunciados de sus días en la alfombra roja; y llegó el momento de combinaciones más recatadas de faldas largas, abrigos a la medida y boinas. Meghan 2.0 ahora luce como un miembro de la élite con estilo y sobriedad.

Meghan Markle, Principe Harry

Clasos

Desde afuera, parece que la batalla para convertir a Meghan Markle, ex chica Deal or No Deal, en una duquesa, está ganada. Pero hay unas cosas que el Palacio no ha podido controlar por completo, como los familiares rebeldes de Meghan, siendo la más ruidosa su media hermana Samantha, quien ha asegurado que Meghan es una escaladora social que siempre tuvo ambiciones de ser princesa (ella no ha visto a la actriz desde el 2008). Samantha planea publicar un libro de memorias titulado The Diary of Princess Pushy's Sister, y el año pasado dijo que trabaja en un reality show.

Pero a pesar de que la actitud contrariada de Samantha provocó muchos titulares al principio, con el paso de tiempo su desdén atrae menos atención. (En enero negó ser una oportunista en búsqueda de dinero). Además, el Palacio tiene experiencia lidiando con familiares controversiales. ¿Quién puede olvidar al tío de Kate Middleton, Gary, amante de las fiestas, quien tenía una mansión en Ibiza llamada La Maison de Bang Bang?

Pero ahora, a solo unas semanas de que camine hacia el altar, todavía más fantasmas del pasado de Meghan regresan para perseguirla.

THE ROYALS > ¡Meghan Markle llegará al altar antes de su boda con el príncipe Harry!

Más notablemente está su ex mejor amiga, Ninaki Priddy, alguien que ha sido descrita como una hermana para la actriz por más de tres décadas. Desde su infancia compartida hasta haber sido dama de honor en el primer matrimonio de Meghan con el productor de Hollywood, Trevor Engleson, Ninaki conoce la intimidad de Meghan. Juntas comparten los tipos de secretos que solo se discuten con una mejor amiga de toda la vida.

Así que cuando Ninaki comenzó a revelar historias sobre sus conversaciones más íntimas, probablemente fue una traición que se sintió como una puñalada en el corazón de Meghan. Ninaki parece querer probarle al mundo que Meghan no es quien dice ser. En vez ser la mujer que vagamente sabía quién era el príncipe Harry antes de que le consiguieran una cita con él (como asegura Meghan), ella asegura que era una manipuladora obsesionada con la princesa Diana, cuyo objetivo era casarse con uno de sus hijos. De la foto de Meghan y Ninaki posando fuera del Palacio de Buckingham cuando eran adolescentes hasta la biografía de Diana en su estante, pasando por haberse disfrazado de reina a los 8 años en una fiesta infantil (un papel que ya no es descabellado considerando que va a casare con el quinto en la línea del trono), Ninaki ha disparado información sin clemencia.

Esas revelaciones son solo el principio de una serie de "secretos" que han empezado a desenterrar recientemente, en un momento en que la novia real debería estar preocupada solo por si el clima británico se mantendrá soleado el día de su paseo en carruaje por las calles de Windsor.

Prince Harry, Meghan Markle

Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage

Este mes, Andrew Morton, un biógrafo cuyo nombre es una palabra obscena en los pasillos del Palacio gracias a su libro de 1992, Diana: Her True Story, hablará sobre su versión del futuro con un libro que probablemente se titulará Duchess of Sussex. Por los fragmentos revelados en el diario Times, no será benévolo con Meghan y la pintará como una chica excesivamente ambiciosa, determinada a infiltrarse en una de las familias más exclusivas del mundo.

Él escribió, "De acuerdo con amigos de la familia, le intrigaba Diana, no solo por su estilo sino por sus iniciativas humanitarias independientes. Siempre la vio como un modelo a seguir". Luego cita una frase que le dijo Ninaki, "Siempre le fascinó la familia real. Quiere ser la princesa Diana 2.0".

El libro de Morton es uno de los muchos que llegarán a los estantes en los días previos al 19 de mayo. La pareja también tendrá una película de Lifetime basada en su romance y el ex esposo de Meghan aparentemente trabaja en un show de TV sobre una pareja casada con hijos, cuya esposa se divorcia y se casa con un miembro de la familia real.

THE ROYALS > ¿El príncipe Harry y Meghan Markle temen por sus vidas?

No hay duda de que a pesar de que mucha gente está emocionada por la próxima boda, hay algunos que están enfocados en arruinar el gran día.

El tormento que debe estar sufriendo Meghan, gracias a una mejor amiga infernal, celosos miembros de su familia y su ex esposo es inimaginable. Pero como Harry ha dicho en el pasado, esta es una de las consecuencias de estar con él.

"Cuando tenga novia, si la encuentro, haré todo lo posible por asegurarme de que estamos los más cómodos posible el uno con el otro antes de la masiva invasión a su privacidad", dijo en mayo de 2016, no mucho antes de conocer a la mujer de sus sueños.

A fin de cuentas, todo el mundo tiene un pasado. Y si hay alguien que entiende los altos y bajos de un proceso de reinvención, ese es el príncipe Harry.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.