Mira por qué Meghan Markle podría convertirse en la próxima Lady Di

X

por Vanessa Odreman 21 feb, 2018 9:31 PMTags
Princess Diana, Meghan MarkleGetty Images/E! Illustration

Hoy en día la familia real británica está cambiando, y mucho.

Seguro, el 2018 nos traerá nuevos miembros: el príncipe George y la princesa Charlotte tendrá un nuevo hermano; igualmente, esperamos con ansias una boda. Pero con Meghan Markle, se siente como que tendremos una nueva princesa de la gente.

La influencia de Markle ya se conoce como la "Chispa Markle", una frase muy adecuada considerando su glamoroso pasado. Pero mientras se acerca la boda de mayo, cada vez es más claro que tendrá un impacto mucho mayor del que nos imaginábamos en la Casa de Windsor.

THE ROYALS > Así fue cómo el príncipe Harry y Meghan Markle celebraron su San Valentín.

Han pasado menos de tres meses desde que el príncipe Harry le propuso matrimonio y ya su futura esposa ha conquistado los corazones del público y ha despertado el recuerdo de una ex residente del Palacio de Kensington, la mamá de Harry, la princesa Diana.

Las comparaciones empezaron a ser bastante obvias la semana pasada cuando se conoció que Meghan ha estado visitando en secreto a las víctimas del incendio de la Torre Grenfell. Operaciones benéficas encubiertas como esta son muy inusuales, considerando que la agenda real se planifica con semanas y meses de anticipación. "Las visitas de Meghan significan tanto para nosotros. Tiene un lugar especial en nuestros corazones", dijo un miembro de la comunidad que tuvo la suerte de conocerla. Sus acciones recuerdan a los días en que Diana se escapaba sin avisar del Palacio de Kensington para visitar a pacientes de hospitales, así como a personas sin hogar. Inclusive en ese entonces llevó al príncipe William de 12 años a visitar un refugio, para que pudiera entender lo diferente que es la vida al otro lado de las puertas del Palacio.

THE ROYALS > Así será la llegada de la princesa Diana a The Crown.

Jayne Fincher/courtesy of HBO

Al principio podría haber parecido que el breve cortejo entre Meghan y Harry podría haber preparado poco a Meghan para el nivel de atención que sin duda recibirá en las próximas décadas.

No es un secreto que comprometerse solo después de 12 citas no fue suficiente para preparar a la joven Diana Spencer para una vida de reina en espera. Ciertamente fue una de las razones por las que Kate y William salieron durante casi 10 años antes de sentirse listos para enseriarse sin repetir los errores del pasado (mientras, al mismo tiempo, Kate se ganó el poco agraciado apodo de "Katie la que espera"). Después de su boda, a Kate le tomó casi un año completo protagonizar la primera aparición real en solitario. En comparación, Meghan y Harry estuvieron juntos solo 18 meses antes de anunciar su compromiso (y Meghan pasó la mayor parte de ese tiempo en el set de Suits, en Toronto, para cumplir sus últimas obligaciones profesionales con la serie).

THE ROYALS > Meghan Markle ya está viviendo como una verdadera princesa.

Ian Rutherford/PA Images via Getty Images

Y, sin embargo, en retrospectiva, la poca guía que Meghan ha recibido para la vida real podría haberla preparado mejor para convertirse en el mayor cambio en décadas para la familia. Ser una outsider sin experiencia se ha convertido en una virtud que le permite mantener la misma autenticidad que Diana.

Durante las apariciones en conjunto que ha hecho con Harry hasta ahora, Meghan ha lucido alcanzable y saluda a sus fans con un muy normal, "Hola, soy Meghan". Ha dominado los titulares abrazando a los fans, tomándose selfies, e inclusive dando autógrafos. Es un nivel de intimidad que se exhibe poco en su futura familia y que está ayudando a conquistar en tiempo récord al muchas veces cínico público británico.

THE ROYALS > El príncipe Harry y Meghan Markle anuncian más detalles sobre su Boda Real.

Cuando Meghan no interactúa con las masas que se acercan a sus apariciones oficiales, se dedica a romper otras tradiciones reales mostrándose afectuosa con su futuro esposo. Desde tomarse de la mano hasta abrazarlo en el frío, o reírse de una broma compartida, luce cada vez más como una mujer enamorada y muy segura de sí misma. Sin importar lo mucho que adoramos ver a William y Kate juntos, sus gestos de afecto, en un matrimonio que ya suma casi siete años, se pueden contar con una mano.

ROBERT PERRY/EPA-EFE/REX/Shutterstock

THE ROYALS > El Príncipe Harry no podía creer que la Princesa Diana había muerto.

Harry tampoco ignora las similitudes entre Meghan y Diana. Como admitió en su primera entrevista después del compromiso, si Diana todavía estuviera vivía probablemente hubiese sido mejor amiga de Meghan. "Serían cómplices, sin duda", admitió feliz.

Ver a Harry tan feliz en cámara, sentado junto a la mujer de sus sueños, quien ahora lleva un anillo con dos diamantes que solían pertenecer a su madre, deja en claro que se siente más seguro, en comparación a sus previas apariciones en los medios. Naturalmente, tanto William como Harry tienen historias complicadas con la prensa. ¿Y quién puede culparlos?

Ya sea por las intromisiones de los tabloides en lo que se convirtió en una de las más amargas rupturas de la historia de los matrimonios reales, en el caso de Charles y Diana, o en el papel de los paparazzi en el trágico accidente en que Diana perdió la vida, aprender a manejar esa dinámica ha sido difícil para los chicos.

Pero Meghan está acostumbrada a lidiar con esa atención. Como estrella de Hollywood ha caminado por varias alfombras rojas y se ha sentado para numerosas entrevistas, así que está acostumbrada a la relación toma-y-dame con los medios que tienen las celebridades. Fue un equilibrio que Diana también tuvo que aprender a manejar, especialmente cuando ella y Charles empezaron a contar sus versiones de la historia en su fea batalla por el divorcio.

Ahora mismo, es ese entendimiento del poder de la fama lo que está ayudando a Meghan a navegar su nuevo papel con tanta ventaja. No hay duda de que Meghan y Harry son las actuales superestrellas de la familia real, tanto así que mucha de la prensa que fue a cubrir la gira oficial de William y Kate por Escandinavia a principios de mes terminó dejando al futuro Rey y Reina para regresarse al Reino Unido a reportar sobre Meghan y Harry. Los Cambridges pueden estar más cerca del trono, pero ahora mismo Harry y Meghan tienen mayor poder como celebridades (no hay que sentirse mal por William y Kate, esto probablemente es un alivio después de años de estar rodeados por la prensa).

THE ROYALS > Mira el primer adelanto de la película del príncipe Harry y Meghan Markle.

Sin embargo, Harry como quinto (y próximamente sexto) en la línea de sucesión al trono, tiene mucha más libertad que su hermano mayor, lo que también se extiende a Meghan. La pareja, a pesar de que nunca podrán evitar por completo a los curiosos, sufre menos escrutinio que William y Kate.

Pero tienen un impacto igual de fuerte.

Haber conquistado los corazones del público británico es un regalo para Meghan quien, como precisó alguna vez un miembro de su familia, siempre admiró el trabajo benéfico que hizo la princesa Diana. Como escribió la misma Meghan en un artículo para la revista Elle, "Con la fama llega la oportunidad, pero también la responsabilidad de defender causas, compartir, concentrarse menos en zapatillas de cristal y más en romper los techos de cristal".

Diana hizo precisamente eso. Ella sola ayudó a acabar con el estigma alrededor del VIH y su trabajo para erradicar las minas terrestres salvó miles de vidas. Fue una verdadera heroína de su generación. Mientras Meghan se vaya acostumbrado a su nuevo poder e influencia, quién sabe, quizás algún día también pueda decir que hizo lo mejor que pudo para cambiar el mundo.