Kim Kardashian reveló por qué debieron hospitalizar a Saint West

X

por Vanessa Odreman 02 ene, 2018 6:08 PMTags
Kim Kardashian, Saint Westkimkardashianwest.com

Los últimos días del 2017 fueron difíciles para la estrella y su familia.

Saint West, el hijo de Kim Kardashian fue hospitalizado recientemente debido a un caso de neumonía.

La estrella de Keeping Up With the Kardashians confirmó la noticia a través de Instagram, después de que TMZ diera la primicia.

"¡Mi precioso bebé es muy fuerte!", escribió junto a una foto de ella cargando a su hijo de 2 años. "Después de pasar tres noches en el hospital y ver a mi bebé con múltiples vías intravenosas, conectado a máquinas de oxígeno, nuestro fin de año fue retador. La neumonía da mucho miedo".

THE KARDASHIANS > Kim Kardashian y Kanye West compartieron el momento justo en el que recibieron el 2018.

También agradeció al equipo médico que ayudó con la recuperación de su pequeño.

"Quiero agradecerle a cada enfermera y a cada doctor que trabajan tan duro a toda hora", escribió Kim. "¡Estamos muy agradecidos por todos ustedes! Él está en casa y mejorando. Es tan resistente, estoy segura de que dirá que el viaje en ambulancia fue genial. Mi fuerte Saint".

La última vez que los fanáticos vieron a Saint fue en la foto familiar que Kim compartió el 29 de diciembre. La imagen muestra a Kim cargando a su hija de 4 años, North West, mientras su esposo Kanye West carga a Saint. Kim y Saint parecen estar usando la misma ropa que el la publicación que Kim compartió recientemente.

THE KARDASHIANS > Kim Kardashian explica por qué eliminó las fotos de la tarjeta de Navidad de Instagram.

THE KARDASHIANS > Tienes que ver todo lo que Kanye West le regaló a Kim Kardashian en Navidad.

Por suerte, Kim y Kanye pudieron darle una feliz bienvenida al 2018. La estrella de reality publicó fotos de la pareja celebrando las fiestas con su familia y amigos. También compartió en Snapchat un video de ella dándole un beso de Año Nuevo a su esposo.

El 2018 será un gran año para la familia. Kim y Kanye esperan su tercer hijo a través de un vientre de alquiler.