Pokémon Go generó controversia en Caso Cerrado (+ Video)

x

por markosmo 05 ago, 2016 8:27 PMTags
Dra PoloTwitter

La pasión por el juego se les está yendo de las manos.

No parece quedar un espacio que no se esté relacionando con la fiebre de Pokémon Go.

En esta oportunidad se trata del exitoso programa de Telemundo Internacional, Caso Cerrado, en el que la Doctora Ana María Polo tuvo que resolver una disputa relacionada con la popular aplicación de realidad aumentada que todo el mundo está usando.

E! NEWS > Pokémon está tan de moda que hasta se convirtieron en los más grandes íconos del fashion (+ Fotos)

El demandante, un hombre llamado Julio, recurrió al programa para que se emprendieran acciones contra Victoria y Angélica que invadieron su propiedad en horas de la madrugada tras ir en la búsqueda de algunas de las criaturas virtuales…

"Aparentemente en mi patio está el PokeStop, por eso la gente está ahí a toda hora. He tenido que poner un rótulo para que no me toquen la puerta", dijo Julio.

El momento se tornó delicado cuando el hombre decidió lanzarles un ladrillo luego de que tras pedirle varias veces que se identificaran las chicas no lo hicieran. Una resultó herida en el pie.

E! NEWS > Tenían sexo en la oficina y fueron ‘cazados' gracias a Pokémon Go (+ Video)

Cuando la Dra. Polo les preguntó cuán tan importarte es el juego para ellas, respondieron que se trata de un asunto "de vida o muerte".

WTF!

Esta semana se conoció que los creadores de Pokémon Go recibieron una demanda colectiva…

De acuerdo con una nueva demanda presentada en una corte federal de California, el juego de realidad aumentada está animando a sus usuarios a romper las leyes, específicamente la de la propiedad privada.

E! NEWS > Así es como Pokémon Go pone en riesgo el negocio de Tinder (Sí, Tinder)

Uno de los demandantes, Jeffrey Marder, reveló que las cosas comenzaron a ponerse molestas cuando varias personas fueron a su casa a pedir permiso para "atrapar" un Pokémon que estaba en su patio.

"Al menos cinco personas llamaron a la puerta del demandante y le pidieron acceso a patio trasero con el fin de obtener un Pokémon", dice la declaración del afectado.

La demanda se basa principalmente en el hecho de que Nintendo no pidió permiso a los propietarios para disponer de sus espacios y establecer que ahí hubiese Pokémones. Se busca una compensación monetaria de hasta cinco millones de dólares, así como también una orden judicial para evitar que las etiquetas de GPS del juego sean usadas sin permiso.