5 celebridades que tuvieron fans más alocadas que las directioners, beliebers, swifties, selenators y lovaticos

x

por JP 26 nov, 2015 6:00 PMTags
Fans

El fanatismo es histórico...

Si tienes una hermana adolescente o estás obsesionada con One Direction, estarás consciente de que el universo terminó de nuevo: Louis Tomlinson anunció que tendrá un hijo con su ex novia.

Twitter y las redes sociales colapsaron y miles de fans entraron en un estado de histeria. Pero esto no es algo nuevo. Desde tiempos ancestrales ha existido la noción de "fans", aunque llegó a la cúspide con Los Beatles, en los años sesenta, cuando incluso tuvieron que intervenir la policía y los psicólogos.

VIDEO > Harry Style cae un medio de un concierto y su reacción fue la mejor.

Hay muchas teorías al respecto. Una es que los fans tienden a ser chicas jóvenes que exploran sus sentimientos románticos de un romance "seguro" con una figura distante. Otra es que los hombres pueden manifestar sus emociones en público (por ejemplo en los deportes), pero que las emociones femeninas fueron algo nuevo. Tras siglos de decoro, las chicas perdieron el control ante algo liberador.

Pero hay límites. Amenazas de muerte, destrucción de bienes y locura colectiva forman parte de los episodios más destacados relacionados con el fanatismo de estrellas.

E! NEWS > Harry Styles y Louis Tomlinson hicieron algo que enloqueción a las directioners (+ Video)

1. Franz Listz. La música clásica no está asociada con fanáticos alocados, porque evidentemente se desarrolló en una época en la que cualquier expresión muy fuerte era mal vista. El compositor y pianista del siglo XIX fue muy valorado. Aparentemente, las mujeres desmayaban en sus conciertos, e incluso intentaban cortar el cabello de él o robar una pieza de su ropa. Se llamó al fenómeno "listzomania". El músico era de por sí egocéntrico, carismático y le gustaba llamar mucho la atención.

VIDEOS > TOP 15 de nuestras canciones favoritas de Boybands.

2. Rudolph Valentino. No hay roba corazones como él, ya que dominó la pantalla hasta su muerte a los 31 años en 1926. En su funeral, hubo escenas de duelo y de histeria incontrolable. Incluso casos de suicidio, incluyendo dos intentos a las afueras del hospital donde falleció. Casi cien mil personas asistieron a su velorio que estuvo a las puertas de convertirtse en disturbios, porque los fans idearon teorías conspirativas de que él no estaba realmente muerto. Tiempo después, una mujer incluso aseguró que él le dictaba la lista de compras desde la tumba.

E! NEWS > OMG! ¿Backstreet Boys, N' Sync y posiblemente One Direction en una misma película?

Gilles Petard/Redferns

3. Frank Sinatra. No era puros ojos azules y conexiones con la mafia. El 12 de octubre de 1944 se presentó en el teatro Paramount de Nueva York y el caos resultante fue denominado por los historiadores como la "protesta del Día de Cristobal Colón". Casi treinta mil chicas participaron en un fenómeno de histeria colectiva que sólo ha sido visto dos o tres veces en un siglo, tal y como lo describió New Republic. Pero no hubo heridos y el cantante pudo escapar vivo e intacto.

ADC/Keystone/ZUMA Press.com

4. Los Beatles. ¿Cómo hablar de fanaticada sin mencionar la beatlemanía? Tal fue este fenómeno que el vocablo fue incluido en el diccionario de Oxford. Un promotor escocés que trabajó con la banda lo describió como un "pandemónium: chicas sudando, desmayándose. Toda la gente parecía hipnotizada de forma colectiva". John Lennon no exageró cuando dijo que la banda era "más grande que Jesús". 35% de la población de Estados Unidos vio su presentación en el show de Ed Sullivan en 1964. Muchos antropólogos aseguran que los Beatles no podrían volver a tener semejante popularidad en el presente porque en ese momento las condiciones culturales eran las indicadas para que la gente enloqueciera por completo.

VIDEO > Este hombre tocó una canción de Los Beatles mientras estaba siendo operado del cerebro.

AP Photo

5. Elvis Presley. Obviamente, despertó a los fans más ardientes del mundo e hizo falta mucha policía para detener la furia que generaban. Cuando se presentó en la feria de Mississippi, Alabama, en 1956, más de cien guardias tuvieron que impedir que las fans destrozaran la barrera y lo asfixiaran. Reportes indican que casi perdió sus pantalones esa vez. Y el mismo año, un fotógrafo retrató a 2000 fans casi rompiendo una barricada policial para entrar tras bastidores en su concierto en Miami.