Steve McQueen, Madonna

Dimitrios Kambouris/Getty Images

La norma fue aplicada sin importar que se tratara de la mismísima Reina del Pop.

Aunque cueste creerlo, la realeza también debe cumplir reglas…

Eso quedó demostrado hace algunos días cuando Madonna fue expulsada de una sala de cine en Nueva York por estar haciendo uso de su teléfono celular durante la proyección de la película de Steve Mcqueen, 12 Años de Esclavitud.

El incidente tuvo lugar en uno de los recintos de la cadena de cines Alamo Drafthouse -conocidos por sus estrictas políticas en cuanto al uso del teléfono- donde no le importó que se tratara de la famosa estrella y le fue prohibida la entrada para futuras ocasiones.

La información transcendió recientemente gracias al crítico de cine Charles Taylor, que relató lo sucedido a través de su cuenta de Twitter

"Madonna era la mujer de guantes de encaje negro que no paraba de mandar mensajes con su Blackberry durante toda la primera parte de la película", escribió Charles.

La molestia de la mujer que se ubicaba al lado de Madonna fue tal que le pidió que dejara de usar su celular, a lo que la diva le respondió: "Es por negocios... ¡Esclavizada!".

Lo sucedido llegó a oídos del director del cine, Tim League, quien publicó en Twitter el veto hacia la chica material: "Hasta que no se disculpe con los fans de las películas, Madonna tiene prohibido ver películas en @drafthouse".

OMG! ¿Oirán a Madonna decir "sorry"?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.