Angelina Jolie

AKM Images / GSI Media

La actriz quiere que sus hijos prueben cada plato tradicional de los países que visitan.

 Para ser hijo de Angelina Jolie y Brad Pitt se necesita tener un estómago resistente...

Cada vez que la actriz viaja por el mundo, lo cual es muy frecuente, pide que la aconsejen acerca de la cocina local para que tanto ella como sus hijos puedan conocer las diferentes tradiciones culinarias.

Su estadía por Australia no fue la excepción y según publica el diario inglés The Sun, la comida se puso muy extraña: "A todos los sitios a los que va obliga a sus hijos a probar la comida típica local. El guía turístico les recomendó acudir a un restaurante especializado en gastronomía australiana donde degustaron una pizza de carne de canguro y emú", aseguró una fuente al diario.

Pero eso no fue lo más llamativo... De acuerdo con la publicación, Maddox, Pax, Shiloh, Zahara, Knox y Vivienne también probaron larvas de polilla blanca, comida muy común entre los aborígenes del país.

"La apariencia de las larvas cocinadas es como la de los huevos revueltos", apuntó el informante.

¿De pronto esa sopa de verduras ya no es tan fea, verdad?

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.