Anna Kendrick, Bridal Hair

Jemal Countess/WireImage

Literalmente la actriz entró en personaje…

Eso de que los actores deben experimentar las situaciones de los personajes que interpretan fue tomado en cuenta cabalmente por la bella actriz Anna Kendrick, quien confesó haber estado completamente ebria durante la grabación de una escena para su película Drinking Buddies, en la que precisamente debía fingir que estaba bajos la influencia del alcohol.

En una entrevista para la revista Vulture, la actriz de Pitch Perfect dijo que fue "Fue muy, muy extraño".

Ella junto a sus compañeros de reparto,  Olivia Wilde, Jake Johnson y Ron Livingston tuvieron la libertad por parte del director, Joe Swanberg, ya que no proporcionó a sus actores un guion sino únicamente un esbozo de las escenas.

La intensión era lograr actuaciones lo más naturales posibles, y al parecer lo consiguieron... Las estrellas decidieron tomar unos tragos de más para afrontar su trabajo.

"Durante una escena en el bar, me dieron cerveza falsa, pero luego durante otra escena en la que estoy jugando a las cartas con Jake me dieron cerveza real y no me había dado cuenta. Así, cada vez me fui perdiendo y golpeando la cerveza. No me di cuenta de que era real hasta que iba por la mitad de la toma", confesó Anna. "Yo estaba como, 'estoy súper borracha', y cuando terminamos tuve que anunciar a todo el mundo que estaba ebria en el trabajo".

Las copas de más estuvieron más que justificadas…

"La razón por la que queríamos beber cerveza no era para relajarnos, era porque estábamos trabajando dentro de este mundo muy específico en la película".

¡Salud!

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.