Rihanna

VALERY HACHE/AFP/Getty Images

La cantante se molestó lo suficiente...

Los asistentes al multitudinario concierto de Rihanna celebrado el pasado martes en el M.E.N Arena de Manchester no dudaron en arrojarle papas fritas como protesta por llegar una hora tarde al evento...

La cantante de Barbados se vio obligada a detener su actuación durante la interpretación del tema Rude Boy y aprovechó para criticar a sus fans por el trato recibido. 

"Esto es ya el siguiente nivel, hay una locura buena y otra mala, pero cuando lanzan esta mier** al escenario, esto es muy grave. Lo juro por Dios, paren ya con esta mier**. ¿En serio? ¿Papas? ¿Es tan importante?", dijo la cantante.

A pesar de su enfado y del resentimiento de los asistentes, RiRi decidió rápidamente dejar el incidente a un lado y seguir con su actuación.

"Está bien Manchester, para todos aquellos que quieren mover el esqueleto y pasar un jod*** buen rato, ¡diganmi nombre!", gritó sobre el escenario.

Este percance --grabado por una cámara-- se suma a las críticas que ha recibido la estrella por llegar tarde a la mayoría de sus conciertos y por la calidad de sus actuaciones durante la gira europea de Diamonds.

Además, esta no es la primera vez que la temperamental artista saca a relucir su lado más agresivo, ya que el pasado mes de junio Rihanna golpeó la cabeza de una fan con un micrófono por estar demasiado cerca de ella.  

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.