Carey Mulligan

Neilson Barnard/Getty Images

Un estilo exquisito parece haberse refinado aun más después de su último filme.

Elegancia incólume

Vogue, Carey Mulligan

Mario Testino/VOGUE

No es extraño verla como la portada de Vogue, o encarnando a un fastuoso personaje de la belle époque, su elegancia natural la convierte en la mujer ideal para representar al lujo y el glamour en todo tipo de publicaciones. ¡Está hecha para el mundo editorial!

 Con su estilizada silueta es difícil no lucir siempre elegante. Pero si a eso le sumamos una piel de porcelana y su expresión estóica, el resultado es esta chica que llama la atención por su estilo llamativo y minimalista. Casi podría decir que es la Gwyneth Paltrow de esta generación. ¡Garbo sin esfuerzos!

Conservador no es sinónimo de aburrido

Carey Mulligan, The Great Gatsby Premiere

Stephen Lovekin/Getty Images

Carey tiene normas particulares al vestir: no le gusta llevar nada por encima de la rodilla. Tampoco es de estructuras muy complicadas, o estampados demasiado llamativos. Pero, de alguna manera, siempre logra ser el centro de todas las miradas.

Al parecer, su estilista Samantha McMillen dio en el clavo, al desarrollar un estilo que la hace sentir cómoda, pero nunca convencional. Ella define su propia forma de vestir como algo conservador, pero dispuesto a probar algunas locuras. Y, aunque en la premier de  The Great Gatsby se quedó con lo conservador, para dejar a un lado el atrevimiento; no hay nada que reprocharle a este estupendo Lanvin con escote acorazonado. ¡Estuvo regia!

Su corte, su firma

Carey Mulligan

Neil Rasmus/BFA/Sipa Press

Aunque últimamente la hemos visto llevar algo más largo, una de las cosas que identifican a esta rubia, es su corte de cabello. Se le ha escuchado decir que lleva una relación de amor y odio con él. Al parecer, cree que la hace lucir masculina, pero no soporta la sensación de dejarlo crecer, así que lo corta y entra en un círculo vicioso, que, por lo visto, está llegando a su final.

Aunque me gusta su nuevo look, ¡yo creo que su corte característico le sienta adorable! Le aporta el tono jovial que tan bien le queda.

Coqueteo con la androginia

 

Carey Mulligan

Allocca/Startraksphoto.com

No cabe duda de su feminieidad, y es por eso que le queda tan bien jugar con cortes y piezas andróginas. Este Lanvin, que llevó durante la gira de estreno de The Great Gatsby, la hizo lucir como toda una dama sofisticada, pero le aportó la diversión de la intriga en su silueta masculina. Esa valentía de llevar cortes y figuras hombrunas, sin renunciar a su delicadeza y aire chic es la razón principal que me lleva a admirar su ADN Fashionista.

Aunque su última película le ha dado la oportunidad de brillar más que nunca, algo me dice que esto es sólo el principio. Así que si quieres conocer todos los pasos de Carey y otras estrellas fashionistas, sígueme, soy @MicaeladelPrado

 

Logo_Micaela
  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.