Lindsay Lohan, amFar

Bryan Bedder/Getty Images for FIJI Water

La actriz se divirtió por partida doble mientras se prepara para cumplir con su sentencia...

La justicia fue clara: 90 días de encierro en un centro de rehabilitación y varios compromisos para demostrar que quiere recuperarse.

Pero lo que no dice el fallo es qué puede hacer hasta que comience a cumplir con la condena.

El mismo día en el que arregló el acuerdo con los fiscales, Lindsay Lohan quiso ir a una discoteca (aunque no llegó a entrar debido a la fuerte presencia de paparazzis).

Ahora, la actriz de Liz & Dick fue vista en dos clubes nocturnos distintos en la ciudad de San Diego, California. Junto a una amiga, Lohan estuvo "bebiendo vodka y fumando cigarrillos", según una fuente le contó a Us Weekly. Además, estuvo hablando con el cantante Sean Kingston con quien coincidió en el lugar.

La noche siguiente estuvo en otra ciudad, pero tampoco se privó de divertirse. Ya en Santa Mónica, estuvo en el club privado 41 Ocean, de acuerdo con el Daily Mail del Reino Unido.

El 2 de mayo, LiLo deberá presentarse nuevamente ante la corte para dar un informe de su progreso así como definir el lugar donde deberá internarse.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.