Kim Kardashian, Kanye West

Thierry Orban/Abaca/startraksphoto.com

Ya comenzamos a enterarnos de las excentricidades de este embarazo, pero esto es demasiado...

Kanye West y Kim Kardashian están muy impacientes por conocer a su primer hijo, que nacerá el próximo mes de julio.

Tan felices están, que el rapero ha mostrado un gran sentido del humor al querer llamar a su hijo North West (Noroeste).

¡Un momento! ¿No iba a ser una niña?

"El ego de Kanye es algo fuera de lo normal, así que no está bromeando cuando dice que le quiere poner ese nombre a su hijo. También tiene mucho sentido del humor y sabe perfectamente cómo su autoindulgencia es percibida por el público. La mitad de lo que hace Kanye es pura actuación, pero la otra mitad seguramente es lo que de verdad siente", explicó una fuente de su entorno al periódico The Sun.

Mientras tanto, Kim ha admitido que comenzó a tomarse las cosas con más calma después del susto que la llevó al hospital, un incidente ocasionado por el malestar sufrido tras coger un vuelo de París a Los Ángeles.

"Me encontraba muy mal. Es difícil adaptarse cuando tu cuerpo está sufriendo tantos cambios, te sientes mal y además si tienes que viajar, te pones peor. Es complicado, pero estoy intentando rebajar la cantidad de viajes. Tengo que admitir que no es fácil estar embarazada", explicó la estrella de E! a Extra.

Sin embargo, la mediana de las hermanas Kardashian no está dispuesta a prescindir de sus tacones por llevar un calzado más cómodo. "Estoy intentando llevar zapato plano más a menudo, pero todavía no lo he conseguido", añadió la guapa celebridad.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.