Bradley Cooper

Kevin Winter/Getty Images

El actor le contó a la edición británica de la revista GQ que su vida cambió luego de la muerte de su padre.

Puede que Bradley Cooper haya perdido en los Oscar ante Daniel Day-Lewis, pero está tranquilo con ello.

"No quiero ganar un Oscar", la estrella de Silver Linings Playbook le contó a la GQ británica en su último número. "No cambiaría nada. Nada. Las cosas que en mi vida no están llenas no serían llenadas".

Esa perspectiva tiene que ver con la puerte de su padre en 2011.

"Lo vi agonizar y estaba al lado de su cama viéndolo, respirando con él, y luego vi su última respiración y se fue. Viví todo el acontecimiento", recordó Cooper. "Y eso fue un momento que tuve el privilegio de vivir. Y lo cambió todo. Nada ha sido lo mismo desde entonces".

El actor agregó: "¿Conoces Canciones de inocencia de William Blake? Bueno, ahí mismo, en ese momento, la inocencia se fue. Listo. Nunca volvió. Lo lindo es que ya no me preocupo por mier**s".

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.