Forest Whitaker

Alberto E. Rodriguez/Getty Images

Entró por una bebida y se llevó una acusación de robo...

Aunque la cleptomanía es una patología que no perdona a las estrellas (eso es contigo, Winona Ryder), siempre puede existir una explicación...

Forest Whitaker fue la última víctima en un extraño y embarazoso momento digno de un programa de cámara escondida.

El ganador del Oscar estaba de paseo en Nueva York cuando decidió entrar a un Deli, esos pequeños establecimientos en donde venden comidas y bebidas listas para llevar y seguir caminando por la gran manzana.

Whitaker tomó una bebiba y de pronto uno de los empleados del local comenzó a acusarlo de robo...

El Milano Market, en el Upper West Side, fue el escenario del incómodo momento.

Inmediatamente verificaron con las cámaras de seguridad y todo fue producto de la... ¿Paranoia?

"Se intentó demostrar que Whitaker robó por la fuerza y lo único que hizo fue entrar, comprar y salir. Es algo fuera de toda lógica que los empleados traten así a los clientes", aseguró el representante del actor.

"La acusación de robo sin pruebas del mismo es un delito. Forest comentó que iba a llamar a la policía y el empleado le pidió por favor que no lo hiciera porque le iban a despedir. Le pidió que tratara mejor a los clientes y ahí quedó todo", agregó.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.