Katie Holmes, Suri Cruise

James Devaney/WireImage

Tras introducir la demanda para divorciarse de Tom CruiseKatie Holmes ha centrado toda su atención en su hija Suri de 6 años.

Antes de entrar al restaurante donde fueron vistas este jueves en Nueva York, Holmes fue perseguida por paparazzis, pero ya dentro, la estrella de Dawson's Creek logró relajarse. Testigos aseguran que Katie comió unas papas fritas con ketchup en el restaurante Alice's Tea Cup que es un lugar muy divertido para los niños y donde Suri jugó a probarse ropa en la tienda de regalos del establecimiento.

La pequeña Suri no pudo ocultar su felicidad cuando su madre le regaló una varita mágica con forma de estrella, un libro y una banda para el pelo con plumas.

"Suri estaba extremadamente feliz. Ella miraba todo a su alrededor y literalmente dijo 'este es el mejor día de todos'", dijo uno  de los presentes en el restaurante.

Durante la mañana de ese mismo día, madre e hija visitaron el Museo de Arte para Niños en Mahanttan y por lo visto Holmes continua manteniéndose llena de actividades y ocupada mientras pasa por esta difícil situación.

Seis semanas antes de oficializar su divorcio, la actriz comentó en una entrevista para la revista ELLE que estaba empezando a esta más consigo misma  y comenzando una "nueva etapa" en su vida.

  • Share
  • Tweet
  • Share

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.