Una noche antes de morir, Whitney Houston se subió a un escenario para cantar durante unos segundos el tema Yes, Jesus Love Me (Sí, Cristo me ama) en el concierto Kelly Price & Friends previo a la celebración de los Grammy en Los Ángeles. Allí, algunos asistentes decidieron inmortalizar el momento con sus cámaras y móviles, sin sospechar la relevancia que cobrarían las imágenes horas después.

  • Share
  • Tweet
  • Share