Lea Michele explica por qué se sintió en su punto más bajo durante su “aterrador” embarazo

La espera de la actriz por la llegada de su bebé fue realmente difícil.

por Lindsay Weinberg | Traducido por Vanessa Odreman | 25 mar, 2021 11:12 PMTags
Videos relacionados: La sincera confesión de Lea Michele sobre su embarazo

La espera de la actriz por la llegada de su bebé fue realmente difícil.

Aproximadamente siete meses después de darle la bienvenida a su primer bebé, Lea Michele comparte todos los detalles de su "aterrador" embarazo.

La estrella de Glee se unió a Katherine Schwarzenegger, quien también se convirtió en mamá primeriza recientemente, para su serie de maternidad "Before, During & After" en Instagram Live el jueves 25 de marzo.

Después de enfrentar una controversia en las redes sociales el año pasado, Lea se mantuvo principalmente fuera del ojo público, aunque ha estado publicando fotos discretas de su bebé, Ever, desde que nació en agosto.

Ahora, Lea revela cómo fue realmente su experiencia de maternidad, diciendo, "Tuve un embarazo muy, muy intenso, muy aterrador".

Ella continuó: "Nunca he compartido mi experiencia con nadie, lo cual creo que es algo que, ahora que soy madre, me veo haciendo de muchas maneras, sin compartir por miedo a no sonar perfecta o simplemente por tener miedo… Reprimí gran parte de mi experiencia".

El viaje de Lea hacia la maternidad se complicó por su diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico (SOP), que casi la llevó a dejar de intentar tener un bebé.

también lee
El peculiar nombre que Lea Michele eligió para su primer hijo

"Realmente sentí que tal vez esto no estaba destinado a ser para mí en este momento", recordó la artista de 34 años, y dijo que "siempre fue mi mayor temor en toda mi vida no poder convertirme en mamá. Es lo que yo quería más que nada. Y, emocionalmente, simplemente comenzó a crecer y crecer".

Lea Michele/Instagram

Mientras tanto, ella continuó trabajando frente a cámara y apareció más recientemente en la serie de televisión The Mayor y la película para televisión Same Time, Next Christmas.

Lea dijo que nadie en el trabajo sabía por lo que estaba pasando, como tomar hormonas y recuperarse de cirugías. Ella recordó parecer hinchada mientras usaba un traje de baño en un set. "Por múltiples razones, realmente comenzó a afectarme mentalmente", agregó.

Después de todas las dificultades con la concepción, ella y su esposo, Zandy Reich, decidieron hacer una pausa y dejar de intentarlo. Solo entonces Lea "inesperadamente" se enteró de que estaba embarazada en diciembre de 2019 y tuvo las "72 horas más felices de mi vida".

En ese momento, ella estaba en la ciudad de Nueva York y tuvo que subir al escenario para actuar. Sin embargo, justo antes de subir al escenario, comenzó a sangrar mucho, cosa que duró durante su primer trimestre.

Una noche, el sangrado empeoró tanto que la llevaron de urgencia al hospital. Dijo que le recetaron una cantidad "extrema" de medicación y reposo en cama durante el primer trimestre.

Instagram

Como dijo la cantante de Love Is Alive, "Fue simplemente horrible. Fue absolutamente, absolutamente horrible".

Ella todavía tenía dudas sobre su embarazo cuando anunció que estaba esperando su primer hijo. (La noticia se conoció en abril de 2020 y ella publicó su primera foto con su pancita el 2 de mayo).

"Finalmente anuncié que estaba embarazada y todavía no estaba segura de si el embarazo iba a durar", dijo entre lágrimas. "Oh, Dios mío, voy a llorar. Desperté y pensé, 'Solo quiero ser mamá ahora mismo. Quiero esta vez'. Y fue horrible. Fue lo más bajo que he estado en toda mi vida".

Ella despertó a Zandy en medio de la noche para pedirle que la abrazara y recordó, "Todos teníamos mucho, mucho miedo".

Lea Michele/Instagram

Eventualmente se les dio la noticia de que el bebé estaba sano, "pero eso sucedió muy tarde en el proceso de mi embarazo", dijo. Eso significaba que finalmente pudo disfrutar de su embarazo unos dos meses antes de dar a luz.

En cuanto a la experiencia del parto, Lea dijo que realmente quería tener un parto vaginal. "Me sentí tan débil e indefensa durante mi embarazo y asustada y sólo una versión de mí misma", explicó. "Sentí que, si podía tener la experiencia de tener un parto vaginal, podría mostrar mi fuerza... Sentí que tenía que terminar con eso, por la razón que fuera".

Sin embargo, quedó claro que su bebé no iba a voltearse y sabía que una cesárea estaba en su futuro. Ella sintió que era injusto porque, en su mente, no iba a ser tan especial como un parto vaginal. Ella le dijo al personal médico que quería sostener al bebé inmediatamente después de su cesárea.

En retrospectiva, Lea se arrepiente de no haberle contado a más personas sobre sus luchas y de haber apoyado a más personas, y en cambio se sintió aislada.

"Eso es lo que pasa con las redes sociales... Siempre he sido alguien que tiene miedo de mostrar defectos y es algo que, no creo que sea un atributo positivo", dijo Lea. "El problema con las redes sociales es que la gente dice, 'Oh, estás anunciando tu embarazo y es hermoso y estás usando un vestido hermoso y todo se ve genial'".

Sin embargo, esa no era la realidad que estaba experimentando la actriz, como explicó, "Pero ese fue uno de los días más difíciles de mi vida, porque yo estaba como, 'Oh, voy a dejar que todos sepan que soy embarazada, pero esto probablemente no va a funcionar'". Añadió, "Hay para mí esa sensación de vulnerabilidad que ha sido realmente desafiante".

Una de las mejores partes, por supuesto, es tener a Ever en sus brazos. "Mi pequeño bebé es un luchador", dijo efusivamente. "Recuerdo el momento en que lo abracé, lo primero que le dije fue como, 'Lo hiciste muy bien'".