Meghan Markle ganó su dura demanda contra un tabloide británico

Esta semana la ex estrella de Suits cantó victoria.

por Corinne Heller | Traducido por Vanessa Odreman | 12 feb, 2021 12:12 AMTags
Videos relacionados: Meghan Markle le ganó una batalla a los tabloides británicos

Esta semana la ex estrella de Suits cantó victoria.

Meghan Markle obtuvo una importante victoria legal contra el editor de un tabloide británico después de que publicara extractos de una carta que ella envió a su padre, Thomas Markle.

El jueves, 11 de febrero, un juez del Tribunal Superior del Reino Unido le otorgó a la Duquesa de Sussex un "juicio sumario" en su reclamo por uso indebido de información privada contra la empresa, Associated Newspapers, por la publicación de la carta de 2018 en su medio de comunicación The Mail on Sunday. Él escribió que ella "tenía una expectativa razonable de que el contenido de la carta permanecería privado. Los artículos de The Mail interfirieron con esa expectativa razonable".

"Después de dos largos años de litigio, estoy agradecida por los tribunales por hacer que Associated Newspapers y The Mail on Sunday rindan cuentas por sus prácticas ilegales y deshumanizantes", dijo la duquesa en un comunicado. "Estas tácticas (y las de sus publicaciones hermanas MailOnline y The Daily Mail) no son nuevas, de hecho, han estado funcionando durante demasiado tiempo sin consecuencias. Para estos medios, es un juego. Para mí y para muchos otros es la vida real, las relaciones reales y una tristeza muy real. El daño que han hecho y continúan haciendo es profundo".

La Duquesa demandó a Associated Newspapers en 2019 después de que su periódico Mail on Sunday y el sitio web MailOnline publicaran extractos de una carta manuscrita de cinco páginas que ella le había enviado a su padre un año antes, poco después de su boda real con el príncipe Harry, a la cual no asistió Thomas por una enfermedad.

también lee
Rebel Wilson se convirtió en Meghan Markle con ayuda de este diseño súper glam

En enero de 2020, los abogados de la editorial afirmaron en documentos judiciales que la Duquesa "sabía que su padre había hablado anteriormente con los medios de comunicación sobre su relación y seguía haciéndolo" y "por lo tanto sabía que era posible o incluso probable que divulgara el contenido de la carta a terceros o los medios de comunicación". Los abogados de The Associated Newspapers también señalaron la caligrafía "inmaculada" de Meghan, afirmando, "Se debe inferir también del cuidado que [ella] tomó en la presentación de la carta que anticipó que sería revelada y leída por terceros".

"Estamos muy sorprendidos por la sentencia sumaria de hoy y decepcionados de que se nos haya negado la oportunidad de que todas las pruebas sean escuchadas y probadas en una audiencia pública en un juicio completo", dijo un portavoz de Associated Newspapers en un comunicado que emitió tras el fallo judicial. "Estamos considerando cuidadosamente el contenido de la sentencia y decidiremos a su debido tiempo si presentamos una apelación".

Los abogados de la editorial también señalaron en su defensa en la audiencia del año pasado que la publicación de la carta siguió a un artículo de la revista People de 2019 que incluía una entrevista con uno de los "amigos cercanos" de Meghan, quien mencionó la carta. La entrevista, argumentaron los abogados, "mostraba al Sr. Markle actuando de manera irrazonable y sin amor, habiendo tratado con frialdad a su hija y siendo el único culpable del distanciamiento entre padre e hija. Esto fue unilateral y / o engañoso y una narrativa falsa".

En su fallo del jueves, el juez del Tribunal Superior escribió, "La única justificación defendible para tal interferencia era corregir algunas inexactitudes sobre la carta contenida en el artículo de People. Sobre una revisión objetiva de los artículos a la luz de las circunstancias circundantes, la conclusión ineludible es que, salvo en una medida muy limitada, las divulgaciones realizadas no fueron un medio necesario o proporcionado para cumplir ese propósito. En su mayor parte, no cumplieron ese propósito en absoluto. Tomadas en su conjunto, las divulgaciones fueron manifiestamente excesivas y, por tanto, ilegales".

Thomas, que no era un acusado en el caso, había sostenido personalmente que hizo pública la carta para defenderse después de que se publicó el artículo de la revista. En enero pasado, escribió en una declaración de testigo ante el Tribunal Superior que el artículo de la revista "había dado una imagen inexacta del contenido de la carta y mi respuesta y lo había difamado". Él dijo, "Si el público no viera la carta y leyera lo que decía en sus propias palabras, no pensé que nadie me creería".

Esto marcó la mayor victoria legal contra la prensa para Meghan y Harry, quienes renunciaron a sus roles como miembros principales de la familia real la primavera pasada. El caso legal se produjo en medio de la mordaz declaración de otoño de 2019 del Duque de Sussex contra los tabloides británicos. En ese momento, él criticó lo que llamó su campaña "despiadada" contra su esposa, quien ha sido objeto de mucha cobertura de prensa negativa desde que ella y Harry comenzaron su relación en 2016 y especialmente después de que ella se embarazó de su hijo Archie Harrison.

El abogado de la pareja también declaró en ese momento que el Duque y la Duquesa habían iniciado procedimientos legales contra Associated Newspapers, que el caso estaba siendo financiado de forma privada por Harry y Meghan y que cualquier producto de los daños se donaría a una organización benéfica anti-bullying. Meghan había solicitado una indemnización por uso indebido de información privada, infracción de derechos de autor e incumplimiento de la Ley de Protección de Datos de 2018.

En su fallo, el juez escribió que algunas cuestiones relacionadas con la propiedad de los derechos de autor de la carta deberían resolverse en un juicio. "La defensa argumenta que un juicio podría demostrar que las obras son obras de autoría conjunta o que existen varios derechos de autor con diferente titularidad. Se basa en las admisiones del reclamante, las pruebas de oídas y una carta de abogados para sugerir que la participación de el personal del equipo de comunicaciones del Palacio de Kensington... puede haber generado un derecho de autor que no pertenece exclusivamente al reclamante y puede ser un derecho de autor de la Corona", indicó el fallo. Se ha fijado una audiencia sobre el asunto para el 2 de marzo.

En su declaración del jueves siguiente al fallo de la corte, Meghan dijo que las "tácticas" de Associated Newspaper "han estado sucediendo durante demasiado tiempo sin consecuencias". Y añadió, "El daño que han hecho y siguen haciendo es profundo".

"El mundo necesita noticias confiables, verificadas por hechos y de alta calidad", escribió, y luego señaló, "Todos perdemos cuando la información errónea vende más que la verdad, cuando la explotación moral vende más que la decencia y cuando las empresas crean su modelo de negocios para obtener ganancias del dolor de la gente. Pero por hoy, con esta victoria integral tanto en privacidad como en derechos de autor, todos ganamos. Ahora sabemos, y esperamos que cree un precedente legal, que no se puede tomar la privacidad de alguien y explotarla en un caso de privacidad, ya que el acusado lo ha hecho descaradamente en los últimos dos años".

Meghan continuó, "Comparto esta victoria con cada uno de ustedes, porque todos merecemos justicia y verdad, y todos merecemos algo mejor".