El ex de Naya Rivera, Ryan Dorsey, presenta una demanda por homicidio culposo en nombre de su hijo Josey

La familia de la estrella de "Glee" busca ser compensada por su repentina muerte.

por Elyse Dupre | Traducido por Vanessa Odreman | 18 nov, 2020 11:47 PMTags
Videos relacionados: Ryan Dorsey, el ex de Naya Rivera, lanza una demanda en nombre de su hijo Josey

El hijo de 5 años de Naya Rivera, Josey Hollis Dorsey, y su patrimonio presentaron una demanda única contra el Condado de Ventura, el Distrito de Conservación de Aguas Unidas y la Administración de Parques y Recreación, también conocida como Parks Management Company (PMC), en la Corte Superior de Ventura, California, el martes 17 de noviembre.

A través de su padre y tutor legal Ryan Dorsey, Josey afirmó dos causas de acción en la demanda: muerte por negligencia e imposición negligente de angustia emocional. Con respecto a la primera causa de acción, los documentos judiciales obtenidos por E! News afirman que "Josey ha sufrido considerables daños económicos y no económicos como resultado de la muerte de Naya". En cuanto a la segunda causa de acción de la demanda, los documentos alegan que Josey sufrió una "grave angustia emocional" como consecuencia de estar en el lugar donde su madre se ahogó.

A través del representante personal Justin Stiegemeyer, el patrimonio también afirmó una causa de supervivencia en la demanda. Según los documentos judiciales, él presentó esta demanda para "recuperar la pérdida o el daño que Naya sufrió, incluidas las sanciones o daños punitivos ejemplares a los que Naya habría tenido derecho si hubiera vivido".

Según el papeleo, los demandantes solicitan un juicio con jurado. También buscan "daños reales, compensatorios, consecuentes y punitivos en cantidades que se fijarán en el juicio", "honorarios y costos razonables de abogados según lo disponga la ley", "intereses previos y posteriores al juicio" y "cualquier otro alivio que la Corte considere apropiado".

también lee
Ryan Dorsey rompió el silencio sobre los rumores de romance con la hermana de Naya Rivera

Como recordarán los fanáticos, Naya llevó a Josey a pasear en bote en el lago Piru, que es propiedad de los acusados ​​y es operado por ellos, el 8 de julio de 2020. Naya le alquiló un bote a PMC. Los documentos afirmaban que la embarcación "no estaba equipada con una escalera de acceso seguro, una cuerda adecuada, un ancla, una radio o cualquier mecanismo de seguridad para evitar que los nadadores fueran separados de sus botes".

"De manera inquietante, una investigación posterior reveló que el bote ni siquiera estaba equipado con ningún dispositivo de flotación o salvavidas, en violación directa de la ley de California, que requiere que todos los botes de más de 16 pies estén equipados con dispositivos de flotación", indicó la demanda.

Además, el papeleo afirmaba que el bote alquilado a Naya "era uno de los barcos de alquiler más antiguos disponibles en el lago Piru" y que "no había sido reformado". Además, los documentos indicaban que el bote "mostraba una señalización inexacta que afirmaba que el barco cumplía con los estándares de seguridad de la Guardia Costera de los EE. UU., lo que, dado que esos estándares requieren equipo de seguridad como un salvavidas, el barco seguramente no lo hizo".

Instagram

Las acusaciones no terminaron ahí. Los documentos también señalaron que "no hay un solo letrero en ninguna parte... advirtiendo sobre las fuertes corrientes del lago, los vientos fuertes de baja visibilidad, las profundidades cambiantes del agua, las cuevas submarinas, las repisas y los desniveles, o los árboles, la maleza y otros desechos que congestionan sus aguas debido a los vientos y los niveles de agua muy cambiantes".

Además, el papeleo decía que "no hay señales que adviertan a los visitantes sobre los peligros de nadar en el lago, usar chalecos salvavidas al nadar o pasear en bote, o que decenas de personas se han ahogado en el lago Piru", y señaló que "al menos otras 26 personas" se han ahogado en el lago desde que abrieron sus instalaciones recreativas.

Los documentos judiciales reconocieron que el agente de alquiler de botes de PMC le ofreció a la estrella de Glee un chaleco salvavidas, pero que ella lo rechazó cortésmente porque el chaleco era opcional. Los documentos alegan que el agente no identificado no le advirtió a Naya que usara el chaleco, sino que lo puso en el bote de alquiler. En julio, las autoridades también declararon que Josey, entonces de 4 años, llevaba un chaleco salvavidas y que se encontró un chaleco salvavidas para adultos en el bote.

Aproximadamente dos horas después de que Naya y Josey abandonaran el muelle en el bote de alquiler, decidieron nadar en el lago, que según los documentos estaba permitido en ese momento, pero ahora está prohibido. El papeleo afirmaba que el bote fue luego arrastrado mientras nadaban y que esto fue "probablemente debido al viento actual, que llegó a alcanzar las 21 millas por hora esa tarde".

En julio, el alguacil del condado de Ventura, Bill Ayub, dijo que "el hijo de Naya describió que Naya lo ayudó a subir al bote, quien lo empujó en la cubierta desde atrás". Ayub dijo que la idea, tal vez, era que "el bote comenzó a ir a la deriva, no estaba anclado, y que ella reunió suficiente energía para llevar a su hijo de regreso al bote, pero no lo suficiente para salvarse a sí misma". Sin embargo, los documentos judiciales contaban una historia diferente.

"Josey, que estaba más cerca, logró regresar al bote por su propia voluntad y se agarró del bote, que se balanceaba con fuerza por el viento actual", dice la demanda. "Josey sabía que Naya todavía estaba en el agua y la escuchó gritar, ‘¡Ayuda! ¡Ayuda!' en su lucha por volver al barco y evitar ahogarse".

Según el papeleo, "Josey buscó en vano una cuerda para ayudar a su madre a volver al barco".

"Entonces Josey miró hacia el agua en busca de su madre y vio que Naya había desaparecido", indicaron los documentos. "Josey gritó pidiendo ayuda y lloró solo en el bote hasta que un agente de arrendamiento de botes de PMC lo encontró más de una hora después".

 

Después de una búsqueda de varios días por parte de las fuerzas del orden y el personal de emergencia, Naya fue encontrada muerta el 13 de julio. Tenía 33 años. Según la demanda, su cuerpo fue recuperado en un "área donde el agua tiene entre 25 y 30 pies de profundidad con una plataforma submarina cercana que tenía entre 65 y 70 pies de profundidad, y está congestionada con escombros pesados ​​y árboles que se elevan a casi 20 pies de distancia del lecho del lago".

El médico forense del condado de Ventura determinó que la causa de la muerte de Naya fue por ahogamiento y que su forma de muerte fue un accidente. La difunta actriz fue enterrada en Los Ángeles en julio. Según los documentos de la corte, los demandantes alegaron que el ahogamiento fue "totalmente prevenible" y afirmaron que "la negligencia de los acusados ​​fue un factor sustancial que provocó la muerte de Naya por ahogamiento".

"Dada la condición física excepcional de Naya, su relativa juventud, sus sólidas habilidades de natación y su poderoso amor por Josey, seguramente luchó poderosamente para regresar al bote y sucumbió al agotamiento durante al menos unos minutos", indicaba el papeleo en un punto. "Durante esos minutos, es posible que Naya no supiera si Josey regresó al bote, ya que, a pesar de los informes inexactos de los acusados, Naya no empujó a Josey de regreso al bote, pero seguramente sabía que se estaba muriendo y no lograría volver con su hijo ".

E! News se ha comunicado con los representantes de Naya y de los acusados para obtener comentarios.