La realeza británica vive otro gran escándalo.

El príncipe Andrew, duque de York, se retira de sus deberes públicos reales con el permiso de su madre, la reina Isabel II, en medio de la reacción que generó su entrevista televisiva sobre su escándalo sexual.

El sábado, en BBC Newsnight, Andrew, el tío del príncipe William y el príncipe Harry, negó las acusaciones de haber tenido relaciones sexuales con una niña de 17 años obtenida para él por su amigo y pedófilo convicto Jeffrey Epstein, quien fue encontrado muerto debido a un aparente suicidio en una prisión estadounidense el pasado mes de agosto, mientras esperaba su juicio por un cargo de tráfico sexual. Después de la controvertida entrevista, varias empresas y organizaciones benéficas se distanciaron de Andrew, lo que causó más vergüenza a la Familia Real.

"Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi asociación anterior con Jeffrey Epstein se han convertido en una interrupción importante para el trabajo de mi familia y el valioso trabajo que se lleva a cabo en las muchas organizaciones y organizaciones benéficas que estoy orgulloso de apoyar", dijo Andrew en un comunicado. "Por lo tanto, le pregunté a Su Majestad si puedo alejarme de los deberes públicos en el futuro previsible, y ella me ha dado su permiso".

Ahora, este viernes, se confirmó que el Duque de York fue obligado a retirarse definitivamente del Palacio de Buckinham.

Mira el video y conoce todos los detalles de estos últimos acontecimientos.

Para saber más sobre el caso del príncipe Andrew, haz clic aquí.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.