La cantante se dio otra merecida escapada, esta vez con su madre.

Britney Spears se ve feliz y saludable, ya que disfruta un poco más de tiempo de descanso después de varios meses de agitación personal.

La estrella del pop de 37 años y su madre Lynne Spears recientemente iniciaron un viaje madre e hija a las Islas Turcas y Caicos en el Atlántico tropical. Britney publicó en su cuenta de Instagram fotos y videos de sus bikinis, parada en la playa y bañándose en las aguas cristalinas.

"Llegué al paraíso", dijo el sábado.

"Britney estaba tan emocionada de llegar ahí y estaba encantada cuando vio lo hermoso del hotel, la piscina y la playa", le dijo un testigo a E! News. "No podía creer lo que veía y estaba asombrada. Dijo que estaba en el paraíso y que nunca quería irse".

Britney Spears, Turks and Caicos, Vacation

Instagram / Britney Spears

"Britney no podía esperar para bajar a la playa el viernes", continuó el testigo. "Tenían sillas colocadas en la cima de las rocas con vista a la arena. [Britney y su mamá] parecían muy contentas y cómodas en sus sillas viendo las olas rompiendo y los botes navegando. Britney bajó algunas rocas y jugó en la arena".

La cantante parecía "totalmente relajada y feliz", dijo el testigo, y agregó, "Hizo algunos estiramientos y posturas de yoga en la arena y conversó con su madre".

Lynne tomó fotos de su hija, y las dos fueron vistas "riéndose juntas y pasándola muy bien", dijo el informante.

El sábado, Britney y Lynne fueron vistas nadando en el océano.

"[Britney] estaba bailando y cantando para sí misma. Ella tenía el mejor momento en el agua cristalina", dijo el testigo. "Después de la playa, fueron a la piscina, donde pidieron el almuerzo y se relajaron juntas en un diván".

A principios de este mes, Britney estuvo de vacaciones con su novio Sam Asghari en Miami.

Ha sido un año difícil para Britney. La cantante, que sufrió un colapso en 2007, pasó un mes en un centro de tratamiento de salud mental, meses después de que cancelara su residencia en Las Vegas después de una emergencia de salud sufrida por su padre Jamie Spears. A principios de este mes, obtuvo una orden de restricción permanente contra su ex asociado Sam Lutfi, quien según su familia había comenzado a acosarla nuevamente después de que ella comenzó el tratamiento.

En medio de sus problemas, ha existido una creciente preocupación entre los fanáticos por la salud mental de Britney y muchos han pedido el fin de su tutela. En mayo, un juez ordenó un informe al respecto de parte de un investigador de la corte, que debe presentarse en septiembre.

Su viejo mánager, Larry Rudolph, le dijo dicho a TMZ en mayo que él no quería que ella volviera a trabajar hasta que estuviera "preparada, física, mental y apasionadamente". Más tarde, Britney le aseguró a los fanáticos durante un cortés encuentro con los paparazzi que "por supuesto" que la verán actuar nuevamente.

Para saber más sobre Britney Spears, haz clic aquí.

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.