Selena Gomez ya ha realizado sus pinitos en el mundo de la moda tanto cediendo su imagen a varias marcas como colaborando en algunas colecciones cápsula en el marco de su acuerdo con Coach, y ahora ha querido hacer lo mismo para apoyar a su buena amiga y antigua asistente personal, Theresa Mingus, de cara a la nueva línea de ropa de baño que esta acaba de presentar.

Las dos jóvenes han tratado de crear una colección apta para todas las mujeres y todos los bolsillos, con precios que varían de los 40 a los 70 dólares.

La colaboración ha sido muy especial para Selena, que ha querido trabajar en un diseño que tape la cicatriz que le dejó el transplante de riñón que recibió.

En un video publicado el año pasado por la revista Self, en la que Francia Raisa muestró la cicatriz que le quedó de la operación, indica que le explicaron en ese momento: "Va a ser difícil, el destinatario va a brillar y se recuperará mucho más rápido que el donante porque está recibiendo algo que necesita y estás perdiendo algo que tú no usas. No es necesario perderlo. Va a ser difícil ".

Luego, Francia le dijo a la cámara: "Y fue muy duro". Confesó: "Selena y yo pasamos por una depresión".

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.