Michael Jackson, Wade Robson, Leaving Neverland

HBO

Cuando este año se cumplen 10 años de su fallecimiento, Michael Jackson sigue generando grandes polémicas.

En esta oportunidad se trata de un documental que precisamente no celebra sus grandes logros e hitos que marcó en la historia de la música. Durante las 4 horas de duración de Leaving Neverland, Wade Robson y James Safechuck exponen su experiencia tras haber estado en contacto durante mucho tiempo con el Rey del Pop.

Tras su estreno en el Festival de Cine de Sundance estallaron las opiniones calificándolo como el material que muestra el peor lado de Jackson y que luego de verla cambiará hasta la percepción hacia su música.

A través de un comunicado enviado por la familia del fallecido cantante a Variety lo calificaron como "linchamiento público".

Además, dicen que Robson y Safechuck son "dos mentirosos".

En la sinopsis oficial del documental señalan: "En dos historias separadas pero paralelas, dos chicos [de 7 y 10 años] entablaron una amistad con Jackson, quien los invitó a su singular y maravilloso mundo. Seducidos por la existencia de cuento de hadas del cantante y cautivados por su relación con él, las familias de los niños no pudieron ver la manipulación y el abuso al que eran sometidos"

El reconocido crítico David Ehlrich de Indie Wire, reseñó: "Estamos en el intermedio del documental de cuatro horas de Michael Jackson y ya necesito como 400 duchas para poder sentirme limpio de nuevo" agregó, "cuando vean el documental de Michael Jackson no podrán escuchar su música de la misma manera. Es más, puede que nunca quieran volver a escuchar su música".

Los Jackson señalan: "Estamos furiosos con los medios que, sin ninguna prueba o evidencia física, han elegido creer la palabra de dos mentirosos confesos, por encima de la palabra de cientos de familiares y amigos alrededor del mundo que pasaron tiempo con Michael ­–muchos en Neverland­– y experimentaron su legendaria amabilidad y su generosidad global", indican en el escrito.

Continúan: "No podemos quedarnos sentados, dejar que el linchamiento público continúe y permitir que los buitres tuiteros sigan atacando a Michael a pesar de que nunca lo conocieron. Él no está aquí para defenderse. De lo contrario estas acusaciones no se habrían llevado a cabo. Los creadores de esta película no estaban interesados en la verdad. No entrevistaron a ninguna persona que conociera a Michael, aparte de los dos mentirosos y sus familias. Esto no es periodismo y no es justo".

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.