Una de las causas sociales por las que trabajan Kate Middleton y el príncipe William son las relacionadas a problemas de salud mental.

Recientemente tuvieron la oportunidad de hablar del tema cuando asistieron al Foro de Davos. Ahí, el segundo en línea de sucesión a la corona inglesa contó su propia experiencia en con los traumas que le dejó haber sido piloto de ambulancia

"Todavía me resulta muy difícil hablar de ello. Es algo con los que me emociono mucho", dijo el príncipe visiblemente conmovido.

Continuó: "porque está estrechamente relacionado con mis hijos y es muy duro hablar del tema".

Mira el video para conocer su dura experiencia.

De acuerdo con la biógrafa Katie Nicholl, una colaboradora frecuente de Vanity Fair, la Navidad de 2006 fue la más amarga en la relación de William y Kate. Según el relato, la joven pareja tenía planes de pasar las fiestas juntos, con la familia Middleton, pero el  príncipe le informó por teléfono a la hoy madre de sus tres hijos (George, Charlotte y Louis) que no iría, "dejándola en lágrimas". Considerando que para 2006 los ahora esposos tenían 24 años, el drama fue tan grande que hizo eco en su relación.

Recordemos que hubo una temporada en la que decidieron separarse. Afortunadamente ese break duró muy poco y culminó en un gran compromiso y boda, en 2011. 

"En el último momento, William cambió de opinión y decidió que mejor se quedaría con su familia", relata la biógrafa. "(El príncipe) le dio la noticia a una triste Kate durante una conversación nocturna en el Boxing Day". Aunque para el príncipe no fue nada serio, para la duquesa fue como "señal de que vendría algo más feo".

Sí, nadie dijo que el amor fuera algo fácil. 

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.