Kate Middleton, Meghan Markle, Christmas

Tim Rooke/Shutterstock

¿Cuál pelea?

Meghan Markle y Kate Middleton compartieron sonrisas mientras los miembros de la familia real se dirigían a la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham. Todos los miembros de la realeza británica celebraron la Navidad ahí, a pesar de los rumores infundados de que Kate y Meghan tienen alguna disputa entre ellas.

Meghan caminó de la mano con su esposo, el príncipe Harry, mientras Kate paseaba junto al príncipe William. El padre de los príncipes, el príncipe Carlos, estaba un paso por delante de las dos parejas. Camilla, duquesa de Cornualles, no fue a la iglesia porque se está recuperando de un fuerte resfriado. El príncipe Felipe, de 97 años, duque de Edimburgo estuvo ausente y, según se informa, "pasó el día relajándose con su familia".

Cientos y cientos de fanáticos se alinearon a lo largo del camino que iba desde la propiedad de la reina Isabel hasta la iglesia.

Meghan estaba vestida completamente de Victoria Beckham mientras llevaba un bolso de Powder Box valorado en 1.063 dólares, un abrigo azul marino de 3.085 y botas de tacón negras de 1.715. La duquesa de Sussex también llevaba un sombrero Awon Golding.

Por su parte, la duquesa de Cambridge llevaba un deslumbrante abrigo rojo de Catherine Walker, una "diadema de halo" de Jane Taylor y zapatos de 595 dólares de Jimmy Choo.

Los recién casados, la princesa Eugenia y Jack Brooksbank también estuvieron presentes.

Esta es la primera vez que Meghan celebra la Navidad con la familia real como una mujer casada y futura madre. La ex estrella de los Suits se unió a la familia el año pasado, lo que rompió el protocolo debido a que el duque y la duquesa de Sussex aún no se habían casado. Pasarían otros 5 meses hasta que lo hicieran.

La reina Isabel dio su discurso anual del día de Navidad y habló largamente sobre su familia, especialmente sobre cómo se está expandiendo. La reina de 92 años dijo que había estado "bien ocupada" en 2018 gracias a dos bodas reales (Meghan y el príncipe Harry, Eugenia y Brooksbank) y algunas nuevas adiciones a la familia, como el príncipe Louis y el próximo bebé real.

Ella dijo en su discurso: "Incluso con las diferencias más profundas, tratar a la otra persona con respeto y como un ser humano es siempre un buen primer paso hacia una mayor comprensión".

La reina también mencionó que la buena voluntad "puede ser atendida por todos; se necesita más que nunca".

¡Feliz Navidad!

   

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.