El príncipe Harry y Meghan Markle se reunieron con el príncipe William y Kate Middleton para el almuerzo navideño anual de la familia real, en el Palacio de Buckingham.

El duque de Sussex llevó a su esposa al evento en un auto negro. Harry lució muy elegante en un clásico traje y corbata, mientras que Meghan impactó a todos con un vestido negro y relucientes aretes de diamante. La duquesa usó su cabello suelto para el evento, al contrario de su frecuente peinado de cola desordenada.

El duque de Cambridge manejó otro carro en el que llevó a su esposa. Como su hermano menor, William lució muy bien de traje y corbata. Kate también impresionó en un vestido rosa y aretes de perlas.

Los admiradores de la realeza se dieron cuenta rápidamente de que el príncipe George y la princesa Charlotte estaban en el asiento trasero. El príncipe Louis, probablemente debido a su corta edad, no asistió al evento (después de todo, tiene apenas ocho meses).

Pero ellos no fueron los únicos miembros de la realeza que asistieron a la velada. El príncipe Philip y la princesa Anne también estuvieron ahí, así como Sophie, condesa de Wessex y su hija, Lady Louise Windsor. También acudieron el esposo de la princesa real, el vicealmirante Sir Tim Laurence, así como Autumn Phillips, Mike Tindall y Zara Tindall. El príncipe Andrew, duque de York, también se unió a los miembros de la familia real, así como su hija la princesa Beatrice.

La reina Isabel II organiza este almuerzo cada año antes de irse a su propiedad en Sandringham para pasar las fiestas.

Prince Harry, Meghan Markle, Royal Christmas Lunch

Max Mumby/Indigo/Getty Images

La reunión entre Meghan, Harry, Kate y William fue significativa, ya que ocurrió a sólo unas semanas de que comenzaran a surgir los rumores de que había tensión entre los miembros de la familia real. Los reportes nacieron luego del anuncio, en noviembre, donde se informó que Harry y Meghan se mudarían en la próxima primavera del Palacio de Kensington, donde William y Kate viven. Los duques de Sussex se reubicarán en Frogmore Cottage.

The Sun reportó recientemente que Meghan y Kate tuvieron una discusión antes de la boda real en mayo. El medio, citando a una fuente, aseguró que Kate supuestamente le dijo a Meghan que no regañara a los miembros de su equipo. Un vocero del Palacio de Kensington le dijo a la publicación que eso "nunca ocurrió".

Se espera que los cuatro pasen Navidad juntos con la reina.

Tristemente, este no es el único drama familiar que rodea a Meghan.

En una reciente entrevista con Good Morning Britain su padre, Thomas Markle, acusó a la duquesa de ignorarlo. Su media hermana, Samantha Markle, con quien también está alejada, defendió a su padre y lanzó varios ataques a Meghan a través de Twitter.

  • Share
  • Tweet

We and our partners use cookies on this site to improve our service, perform analytics, personalize advertising, measure advertising performance, and remember website preferences. By using the site, you consent to these cookies. For more information on cookies including how to manage your consent visit our Cookie Policy.